La crisis obliga a la hostelería ourensana a redefinir la Nochevieja

Las fiestas con barra libre son ya minoritarias en la capital

La afluencia a los locales en Nochevieja ha descendido en relación a años anteriores.
La afluencia a los locales en Nochevieja ha descendido en relación a años anteriores.

ourense / la voz

La crisis también se deja notar en los sectores que tienen que ver con el ocio y el tiempo libre. Lo saben bien los hosteleros de la ciudad, sobre todo aquellos que centran su actividad en el horario nocturno. La última noche del año será un reflejo de una tendencia generalizada: los ourensanos salen menos y cuando lo hacen, consumen a la baja, al menos si se compara con los buenos tiempos del sector.

La situación económica ha tenido mucho que ver en la metamorfosis de la Nochevieja. Las barras libres prácticamente han desaparecido y con ellas las entradas de 40 o 50 euros para las fiestas del 31 de diciembre.

Lo sabe bien el empresario Gonzalo Carballeda, que lideró durante muchos años ese tipo de celebraciones en la ciudad.

«Los precios se han adaptado a la crisis. Ahora vemos las ofertas de 10 o 15 euros por dos copas. Las discotecas, si cobran, son cantidades mucho menores. Aquellas fiestas de 50 euros pasaron a la historia, lo que tiene la ventaja de que hay mayor rotación por los locales», afirma Carballeda.

Así, la mayoría de los locales incrementan el precio de la consumición coincidiendo con la última noche del año pero renuncian a la fiesta de pago o bien optan por una entrada reducida, de no más de 15 euros. «En mi caso, organizo una fiesta pero ya sin entrada porque además está destinada a un público adulto», concreta.

La noche de fin de año será un reflejo del balance anual del sector: «La gente sale mucho menos porque, lógicamente, del ocio es de lo que primero te retiras. Si antes salías viernes y sábado, ahora sales solo un día. Si ibas a cinco sitios, ahora vas a dos». Y en esta línea asegura que las discotecas son las más perjudicadas por esta situación ya que son muchos los que se retiran antes de lo que denomina «la tercera hora», es decir, la suya.

Pendientes de Reyes

Respecto a las previsiones para mañana Carballeda asegura que la afluencia dependerá mucho del tiempo. Y confía en la noche de Reyes porque es cuando registran los mejores resultados.

Al respecto de la importancia que tiene la campaña navideña en los locales, es claro: «Es una fuente importante para tirar ahora que llega la cuesta de enero. Y de febrero, marzo... hasta que llegue carnaval». Asegura que el empujón navideño se nota en el sector y que muchos locales están pendiente de esta temporada. Cree que el balance de lo que va de Navidad es mejor que el del año pasado y asegura que el alza en las cenas de empresa ha beneficiado a los que se dedican al ocio nocturno.

La zona de los vinos es el punto neurálgico de la marcha nocturna y eso se notará también en la despedida del 2013. No se celebrarán, como años anteriores, fiestas entre varios locales que, según los empresarios de hostelería, resultaban muy rentables. Carlos Álvarez forma parte de la asociación de bares del casco viejo y su previsión no es muy halagüeña. Cree que el aforo se moverá en los parámetros del año pasado, lo que significa que quedará en la mitad respecto a etapas anteriores. «Antes en la época buena la noche de fin de año era significativa. Ahora lo es menos», asegura.

Señala al mal tiempo como uno de los factores que determina la afluencia. Lo que no cree que les reste mercado es la celebración de fiestas clandestinas. «Ahora todo eso está mucho más controlado», afirma.

Celebración en la praza Maior

Como viene siendo tradicional el Concello de Ourense organiza una fiesta de Nochevieja en la praza Maior. Media hora después de las campanadas empezará a sonar la música para aquellos que prefieran arrancar la noche -y el año 2014- en la carpa municipal y no en los locales de la capital.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La crisis obliga a la hostelería ourensana a redefinir la Nochevieja