La familia crece en Ribeira Sacra

El enólogo Telmo Rodríguez prepara un vino exclusivo en Dominio do Bibei. Bodegueros de Rías Baixas y el Priorato desembarcan en la zona


MONFORTE / LA VOZ

Con 1.263 hectáreas y 2.964 viticultores inscritos, Ribeira Sacra no es, lo que se dice, el escenario ideal para los grandes desembarcos. El minifundio, la dispersión de la propiedad y las peculiares condiciones orográficas, caracterizadas por el cultivo sobre bancales en fuertes pendientes, suelen pesar más que el creciente prestigio de sus vinos a la hora de atraer nuevos proyectos. De ahí que, puestos a diversificar su oferta, los grandes grupos de Rías Baixas hayan elegido mayoritariamente El Bierzo para la elaboración de tintos. En Ribeira Sacra se imponen los enfoques minimalistas. Proyectos de pocas botellas y mucha pasión que, en algunas ocasiones, adquieren una enorme trascendencia.

Fue el caso de El Pecado, el vino de Raúl Pérez que marcó, con sus 98 puntos Parker, un antes y un después para esta denominación de origen. Siguiendo su estela llegó Dirk Niepoort, uno de los bodegueros portugueses de mayor relevancia internacional, que firma el tinto Ladredo en Adega Guímaro. Otro enólogo de gran proyección, Telmo Rodríguez, aterriza ahora en Ribeira Sacra para elaborar uno de los vinos exclusivos de la colección Matador. En realidad trabaja discretamente desde hace un par de años en la bodega ourensana Dominio do Bibei, preparando un nuevo Matador que como es habitual lucirá una etiqueta diseñada por algún artista de prestigio.

Pruebas de prestado

Los diseños de la serie Matador fueron realizados por artistas de la talla de Eduardo Chillida, Luis Gordillo o Miquel Barceló. Los vinos, concebidos como una obra de arte irrepetible y única, son elaboraciones especiales de productores también singulares: Dirk Niepoort, Raúl Pérez, Peter Sissek o Álvaro Palacios, entre otros nombres destacados. Lindando con las propiedades de Álvaro Palacios en el Priorato se encuentran los viñedos de Saó del Coster, la bodega de Fredi Torres, un enólogo que se siente más a gusto arando el terreno con su mula que en el laboratorio. Junto con el bloguero Carlos Rodríguez y Juan Manuel Rodríguez, ambos con raíces de la Ribeira Sacra, prepara su primer vino con el sello de Ribeira Sacra en Adega do Mollón, en Nogueira de Ramuín. La uva procede de viñedos de Doade y fue seleccionada caja por caja antes de su vinificación. «La gente busca soluciones en la bodega a problemas que nacen en la viña. No buscamos hacer un yogur de fresa», explica el enólogo del Priorato.

También Rodrigo Méndez, de Forjas del Salnés, valora la posibilidad de sumarse al proyecto de una nueva bodega en la Ribeira Sacra, en el que también podría participar como enólogo Raúl Pérez. De momento, sondearon su posible ubicación y, a modo de anticipo, están realizando una primera prueba de prestado en la SAT de Diomondi, en O Saviñao. Si esta experiencia sale o no al mercado, dependerá de lo que dé de sí la añada del 2013.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La familia crece en Ribeira Sacra