El alcalde de Ourense informa al PSdG-PSOE antes que a sus ediles

El cambio de líder gallego reorienta la sintonía con los sectores locales


ourense / la voz

El alcalde de Ourense introdujo ayer una variación a la hora de informar, forzado por las circunstancias y por un aparente descuido de su gabinete de comunicación, sobre la remodelación del gobierno local obligada por la renuncia de José Carlos Martínez-Pedrayo a su condición de concejal. El regidor aseguró que de los cambios en el gobierno local estaban informados los ediles directamente afectados -Áurea Soto y Vázquez Barquero- y la ejecutiva gallega del PSOE, de la que él mismo forma parte al haberse incorporado con la elección de Xosé Ramón Gómez Besteiro como secretario general y sucesor de Pachi Vázquez.

Las explicaciones chocan, sin embargo, con el hecho de que el lunes por la tarde, cuando trascendieron los cambios, las concejalas del sector denominado pachista, María Devesa y Mónica Vázquez, no tuvieran conocimiento de que iban a ser privadas de parte de sus responsabilidades políticas.

Agustín Fernández Gallego no confirmó ni desmintió que la noticia de los cambios se difundiera por error el lunes desde el gabinete del prensa del Concello de Ourense, ni tampoco que tuviera previsto dar cuenta de la remodelación en la reunión semanal que ayer, martes, deberían haber celebrado los concejales del PSOE, como hacen desde este mes de septiembre. No hubo encuentro, según el alcalde, porque él había tenido que acercarse al tanatorio para dar un pésame, por lo que, a las once de la mañana, dijo desconocer el malestar existente en el grupo de los pachistas, transmitido, en algún caso, el día anterior. «Se hai discrepancias, falaremos». «Se hai calquer descontento, falaremos». De ahí no salió Agustín Fernández, cuando se le preguntó por este nuevo brote de tensión interna, ahora directamente atribuible a él.

Facturas pendientes

Que el regidor haya hecho referencia a la ejecutiva gallega del PSOE, de la que forma parte y en la que ya no está (al parecer, era una condición innegociable del propio alcalde y su grupo más próximo) la concejala pachista Susana Bayo, da idea del significativo cambio que ha provocado en Ourense el reciente congreso del PSdG-PSOE. Con la marcha de Pachi Vázquez, se ha visto privado de un apoyo muy relevante el grupo de concejales formado por Antonio Rodríguez Penín, María Devesa, Mónica Vázquez, Alfonso Vilachá y la propia Susana Bayo.

Sea cual fuere el desenlace de este nuevo episodio de desencuentro entre las dos facciones del grupo socialista, que sugieren la misma desconfianza en el sector más distanciado, el alcalde no deja de insistir en los mensajes un tono positivo. «Todos empuxamos na mesma dirección», afirmó ayer, al tiempo que confirmaba el mantenimiento de las competencias como responsable de tráfico y policía local. Con las duras críticas que en los últimos días ha recibido desde medios sindicales, tanto municipales como del Cuerpo Nacional de Policía, resultaría poco comprensible y sonaría a huida una delegación de competencias.

El relevo de Martínez-Pedrayo, que también se vio sorprendido el lunes por la difusión de la noticia de su dimisión cuando esperaba que el alcalde la diese de otro modo, no será inmediato, según aclaró ayer el regidor.

La entrada de Juana Ageitos Gude se producirá, con toda probabilidad, en el pleno del mes de noviembre, por lo que el PXOM aún lo podrá aprobar el edil que ha decidido abandonar la corporación local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El alcalde de Ourense informa al PSdG-PSOE antes que a sus ediles