Deberá pagar 1.680 euros por tener archivos pedófilos

En el ordenador del acusado Adolfo N. se hallaron en 2008 ficheros con menores descargados de eMule


ourense / la voz

Por no exponerse a una condena que le podría suponer entre uno y cuatro años de prisión -la Fiscalía solicitaba dos años y seis meses de cárcel- si se demostraba que había distribuido o exhibido material pornográfico en el que fueron utilizados menores de edad, Adolfo Nespereira, de 49 años, se conformó con admitir que tenía archivos con ese contenido para su propio uso y pagará por ello una multa de 1.680 euros.

El juicio oral que estaba señalado para ayer en el Juzgado de lo Penal 2 de Ourense no llegó a celebrarse y la sentencia se dictará por conformidad. Estaba prevista la declaración de los agentes de la Guardia Civil de Ceuta y otras ciudades españolas, que investigaron los archivos supuestamente pedófilos y dieron con el nick y la dirección IP del ordenador del acusado, pero finalmente no tuvieron que explicarlo debido al acuerdo de conformidad.

Denuncia de un padre

Los hechos se remontan a 2008. La denuncia, según explicó el abogado de la defensa, se originó en que un padre se encontró con archivos de contenido pedófilo cuando descargaba un vídeo para sus hijos titulado «tres ninjas». Según constaba en el escrito de acusación de la fiscal, desde su ordenador, el acusado compartía imágenes de contenido pedófilo, a través de la carpeta de archivos compartidos. En noviembre de 2008, se realizó un registro en el domicilio de Adolfo N. y se realizó una captura de pantalla de la carpeta incoming -a la que van a parar los archivos ya descargados con el programa eMule y que se comparten con otros usuarios- en la que había dos archivos de claro contenido pedófilo. Además encontraron doce ficheros en descarga, con 55 archivos de vídeo y 22 de fotografía con escenas sexuales en las que aparecían menores.

Dos alternativas

Según Alfonso Pazos, abogado del acusado, su cliente desconocía el contenido de los archivos debido al funcionamiento del programa eMule y cree que le pasó como al padre denunciante, que se bajó archivos con un título normal, pero que escondía material pedófilo.

La Fiscalía había formulado dos alternativas en su escrito de acusación: la primera por tener esos archivos para distribuirlos y la segunda, por tener dicho material solo para su propio consumo. El acusado se conformó con reconocer este último aspecto y se le aplicará una pena de siete meses de multa a razón de ocho euros diarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Deberá pagar 1.680 euros por tener archivos pedófilos