El gobierno local niega que falte liquidez para pagar a Ecourense

La empresa amenaza con no abonar las nóminas si no cobra la deuda


OURENSE / LA VOZ

El retraso en los pagos del Concello de Ourense a la empresa concesionaria de la limpieza y recogida de basuras, Ecourense, no tiene su origen en un problema de liquidez de la administración local, según afirmó ayer el alcalde. La discusión está en la prestación del servicio.

Los reparos del interventor municipal a las facturas de los meses de marzo y abril frenaron los pagos de las dos facturas mensuales, sin que, pese al tiempo transcurrido, haya podido levantar el alcalde las trabas del funcionario responsable de la fiscalización de los gastos. Falta, al parecer, un informe técnico del servicio de medio ambiente y limpieza, que está retrasando el abono de unos pagos que la empresa amenaza con trasladar a los trabajadores, debido a los problemas de tesorería que se ve obligada a soportar a causa de los impagos del Concello de Ourense.

Las facturas que están frenadas son las de marzo y abril. La de mayo, que ya fue presentada por Ecourense aún no llegó a la mesa del interventor, aunque, dado el precedente de las anteriores y como tampoco se han producido, es más que previsible que siga el mismo camino. Con la nota de reparo se frena el pago y ha de ser el alcalde el que lo levante por decreto.

La factura de junio aún no la envió la empresa al Concello.

La peculiar situación ha abierto una nueva fuente de conflicto entre la concesionaria y el gobierno municipal, que ya se ha manifestado en expedientes por presuntos incumplimientos contractuales, recursos y contenciosos. De hecho, sobre las facturas mensuales de 825.000 euros, el Concello retiene 10.000 euros al considerar que la plantilla de Ecourense no es la que debería estar en servicio por contrato.

La amenaza de impago de nóminas que la empresa ha hecho llegar a los trabajadores, no de una manera formal sino indirecta, sumada a la falta de acuerdo en la reunión que ayer mantuvieron el alcalde, la concejala de medio ambiente Susana Bayo, y miembros de la concesionaria, está generando una notable inquietud en la plantilla.

Espera hasta el día 20

Los representantes de los trabajadores han empezado a valorar la perspectiva de que la distancia entre la administración y la concesionaria se mantenga y no cobren sus nóminas. Como la fecha del día 20 es la que tienen como referencia para el ingreso efectivo de las pagas extraordinarias, han decidido mantenerse a la espera hasta esa jornada. Ayer tenían la certeza de que la orden al banco para tener la nómina ingresada no se había dado.

El alcalde, por su parte, hizo ayer hincapié en que se trata de una «discusión sobre si se cumplen as condiciones do pliego ou non. É o que hai que valorar. O Servizo de Intervención platexa un reparo e imos determinar que parte se está cumprindo, para determinar que se cumpla o no», resumió, al ser preguntado sobre este conflicto en ciernes de imprevisibles consecuencias.

Las diferencias en el seno del grupo municipal socialista y las que al parecer también existen entre los socios empresariales, FCC y Copasa, han avivado distintos problemas en la actual concesión del servicio de recogida de basuras, adjudicada durante el mandato de la anterior corporación a una UTE (unión temporal de empresas) formada por FCC, la ourensana Copasa y su filial Geseco.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El gobierno local niega que falte liquidez para pagar a Ecourense