«En O Carballiño se pueden hacer cosas sin derrochar»»

El regidor subraya que uno de los peores momentos de su mandato fue el incendio del edificio Magariños


ourense / la voz

Después de 16 años de gobierno socialista, los carballiñeses dieron un vuelco y en las pasadas elecciones otorgaron su confianza el Partido Popular. El mandato se inició con el anuncio de una auditoría externa para conocer la situación del Concello. Un trabajo que dio como resultado la prescripción de facturas por un valor de tres millones de euros. Durante estos dos años varios temas protagonizaron la actualidad municipal. La imputación del alcalde Argimiro Marnotes en la operación Pokémon, la posible instalación de la incineradora del sur de Galicia en el vecino concello de O Irixo o las obras del entorno de A Veracruz fueron algunos.

Argimiro Marnotes es desde hace dos años alcalde de O Carballiño. El regidor asegura que durante este tiempo ha habido alegrías, pero también momentos para olvidar.

-¿Cómo resumiría estos dos años?

-Acabamos de inaugurar las obras del entorno del templo de A Veracruz y eso es una compensación personal que hace que todo valga la pena. Son los primeros dos años, después de dieciséis del PSOE, y hemos tenido que poner a punto el Concello en cuanto a la recaudación y al funcionamiento económico. Eso nos ha llevado mucho tiempo. Ahora empezaremos a arrancar proyectos en infraestructuras y servicios. Los vecinos de O Carballiño son conscientes de que ahora las cosas funcionan gracias a que todo el mundo paga. En este sentido O Carballiño está siendo muy solidario.

-¿Cuál es ahora la situación económica del Concello?

-Han quedado muchas cosas resueltas. Todavía resta por solucionar el tema con Aquagest aunque ya hemos dado los primeros pasos.

-¿De qué manera ha afectado la crisis a su gestión?

-De la misma manera que a cualquier otra administración. Nosotros no podemos contratar y lo que faltan son técnicos para ciertos trabajos. Que no lleguen ayudas es un hándicap, pero el mejor apoyo que tiene ahora O Carballiño es O Carballiño. Sí que se pueden hacer cosas. Se trata de no derrochar y de atender el día a día.

-Su grupo de gobierno es todo nuevo.

-Trabajamos como una piña. Todos saben lo que pasa en las concejalías. Es importante, nadie es imprescindible, porque todos estamos en lo mismo.

-¿Cómo es la relación con la oposición?

-El PSOE se empeña en decir que ellos no tienen nada que ver con lo de antes. De alguna manera llevan una culpabilidad implícita. Hay muchos problemas que vienen de atrás y todavía están por resolver.

-¿Y con los vecinos?

-Eso es lo más importante. Cualquier problema pequeño para un vecino es un tema importante.

-Iniciaron el mandato con varios temas cruciales.

-Con el tema de la incineradora, desde el primer momento fuimos contundentes. Pero el peor momento, el más triste de estos dos años fue cuando se produjo el incendio en el edificio Magariños.

-¿Cuáles son los retos que se marca para el futuro?

-Queremos trabajar en una estación intermodal, seguir humanizando O Carballiño, conseguir nuevas plazas de aparcamiento, poner en valor el parque municipal, entre otros muchos proyectos.

-¿Cuántas promesas electorales ha cumplido?

-Muchas cosas, siempre pensando en la línea de transformación de la localidad. Nos encontramos con una administración que desconocíamos, que no sabíamos cómo funcionaba. Ahora estamos trabajando en la relación de puestos de trabajo (RPT) para que puedan quedar unas bases al margen de quien gobierne el Concello. Nuestra idea es conseguir que no se vea mermado su salario en los próximos años.

ARGIMIRO MARNOTES ALCALDE DE O CARBALLIÑO

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«En O Carballiño se pueden hacer cosas sin derrochar»»