Preocupación en Ourense por el futuro de la administración local

Los alcalde de la provincia se rebelan contra la reforma local que prepara el Gobierno

la voz

De la ley que el Gobierno prepara para racionalizar la administración local en Ourense solo se conoce un informe preliminar. Pese a todo, las medidas adelantadas en ese documento han revolucionado a los políticos municipales, que se oponen unánimemente a los planes del ejecutivo de Rajoy. La invasión de la autonomía local y la cesión de servicios a la Diputación centran las críticas en Ourense, pero también -y especialmente este aspecto- la eliminación de sueldos públicos.

En el rechazo a la reforma local no hay diferencias de signo político. Los alcaldes del PP se rebelan contra ese documento y advierten, como el de Beariz, Manuel Prado, que «da la impresión de que el problema son los concellos pequeños cuando es al revés». El regidor de Quintela de Leirado, José Antonio Pérez, va más allá y llama a los políticos locales a protestar contra las medidas del Gobierno. Si la Fegamp no apoya los intereses de los ayuntamientos, dice, «pois habería que deixar de pagarlle». «Véxoo absurdo», llega a decir sobre la reforma el alcalde de A Rúa, Avelino García Ferradal, que es coordinador comarcal del partido.

Sobre los límites salariales que el borrador del Gobierno impone a los regidores en función de la población municipal, la única nota discordante la pone Manuel Vázquez, de Punxín. «Es bueno que los alcaldes y concejales cobren por otras vías», dice. El resto de los consultados van en dirección contraria. El regidor de O Carballiño y diputado provincial, Argimiro Marnotes, dice incluso que «nunca un alcalde debería cobrar menos que un secretario o un interventor». El socialista Rafael Rodríguez, de Amoeiro, que compatibiliza su dedicación parcial como profesor universitario con un sueldo municipal de 1.974 euros pide que se tenga en cuenta la titulación para establecer los sueldos y no solo la población.

Todos coinciden en que la dedicación su puesto en los Concellos merece una contraprestación. José Manuel Fernández, de Paderne de Allariz (PP), tendría que rebajarse su salario 10.000 euros y no está de acuerdo: «Cando me presentei xa dixen que había que facer horas para atender á xente polas tardes e iso supón un tempo que non lle dedicas ao teu traballo».

A los alcaldes -especialmente a los de PSOE, BNG y Compromiso ya que los del PP evitan por lo general esa referencia- tampoco les agrada que la reforma que prepara el Gobierno ponga en cuestión a los ayuntamientos mientras da más competencias a las diputaciones, «a administración menos democrática porque non se escolle polos cidadáns ao presidente», dice el regidor de Maceda, Xabier Oviedo (CxG).

QUIÉN ES QUIÉN la opinión de los alcaldes

Leiro

«Hai alcaldes que están de servizo as 24 horas do día»

Celanova

«Un alcalde debe estar ben pagado, cun soldo digno»

Chandrexa

«Eu non cobro pero haberá xente que o necesite»

Quintela de Leirado

«Haberá que deixar de pagarlle á Fegamp»

Beariz

«Da la impresión de que el problema somos nosotros»

O Carballiño

«Un alcalde no debería cobrar menos que un secretario»

Castro Caldelas

«Hai que mirar o traballo e o tempo que se dedica»

Allariz

«En vez de suprimir as deputacións, se reforzan»

Ribadavia

«É unha maneira de desviar a atención aos alcaldes»

Petín

«Deben ter a idea de que desapareza o rural»

Amoeiro

«Esta é a solución fácil, atacar aos pequenos»

Maceda

«Desde Madrid non se coñece ben a realidade galega»

Esta información ha sido elaborada con las aportaciones de Cándida Andaluz, Jesús Manuel García, Laura U. y Miguel Ascón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Preocupación en Ourense por el futuro de la administración local