Las escisiones del BNG le han restado 12 ediles en la provincia

Dos de las antiguas siete alcaldías del frente son ahora independientes


ourense / la voz

El nacionalismo está en pleno proceso de atomización. La asamblea que el BNG celebró en enero en Santiago certificó la hegemonía en el frente de la UPG de Francisco Rodríguez y las corrientes más aperturistas de la organización decidieron abandonarla para iniciar un proyecto alternativo que por ahora no ha tomado forma. Esas escisiones -organizadas, como las del Encontro Irmandiño y Máis Galiza, o personales- han provocado un goteo de bajas en el Bloque que en la provincia le han restado al menos doce concejales. El número de militantes ourensanos que ha dejado el frente se desconoce, pero hay quien calcula que podrían ser más de dos centenares.

Y es que en Maceda, por ejemplo, se han dado de baja el alcalde, Xabier Oviedo, sus cuatro concejales y los cerca de veinte afiliados que había en el municipio. El de la localidad macedá fue el primer regidor que se fue del BNG en la provincia y lo hizo a mediados de febrero, antes incluso de que Máis Galiza -corriente con la que simpatizaba- acordase una salida organizada del frente.

El Bloque perdió dos alcaldías con el proceso de escisiones. Tras la de Maceda, dio el paso el regidor de Manzaneda, David Rodríguez, que se fue junto a sus tres concejales. Ninguno de ellos -ni los de un municipio ni los del otro- dejó también su acta de concejal tal y como reclamaba la dirección del frente. Su argumento fue que todos los integrantes de la candidatura que había presentado el BNG decidieron marcharse y no había nadie que quisiera tomar el relevo en nombre de esa organización.

Concejales que lo dejan todo

Ese escenario contrasta con el de los otros dos municipios donde se han registrado bajas: Laza y Xinzo. En ambos casos, los ediles escindidos estaban en la oposición y, además de abandonar el BNG han dejado, salvo en un caso aislado, también sus actas de concejales. Así ocurrió en Laza. El hasta entonces portavoz municipal del Bloque, Manuel Amado Rolán, tomó la decisión en marzo y ya ha tomado posesión en nombre del frente su sucesor, el inglés David Leadbeather.

Completan la lista de bajas los tres concejales del BNG de Xinzo. Dos de ellos -el portavoz, Amador Díaz Penín, y la número tres, Lucía Nóvoa Joga- dejaron el frente, pero también su acta de edil. Sin embargo, el número dos de los nacionalistas, Manuel Pérez Campos, continuará como concejal pese a haber abandonado la organización frentista.

Estos son, hasta ahora, los principales abandonos registrados en el BNG durante las últimas semanas, aunque podría haber más antes de las próximas elecciones municipales. La mayor parte de los alcaldes ourensanos del Bloque -todos menos el de Allariz- sopesan la posibilidad de presentarse entonces bajo otras siglas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Las escisiones del BNG le han restado 12 ediles en la provincia