Cerca de la mitad de los concellos cumplen las condiciones de Cesuras y Oza

La mayoría de los alcaldes aboga por compartir servicios para no perder la identidad de cada ayuntamiento


Tras varios meses lanzando la idea de que era preciso fusionar concellos para hacerlos más viables, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, anunció la semana pasada la primera unión. Se trata de los concellos coruñeses de Cesuras y Oza dos Ríos, ambos de poca población y con una extensión que hace viable (al menos sobre el papel, ya que los detalles ?y lo que no son detalles? todavía están sin reflejar en el papel) que los vecinos del ayuntamiento que desaparece sigan teniendo la capital municipal a pocos kilómetros. Con la fusión se quedan en un territorio de poco más de 150 kilómetros cuadrados y supera los 5.000 habitantes (según los datos del Instituto Galego de Estatística).

A la poca población es a lo que se alude cuando se lanza la idea de fusionar ayuntamientos, pero los detractores señalan la imposibilidad de hacerlo cuando la población está muy dispersa. El argumento de que los vecinos de los núcleos más alejados de la capital municipal quedarían desatendidos es el más repetido. Lejanía y una población de edad avanzada harían impracticable la fusión.

Por eso aunque la provincia tiene 83 municipios con menos de 5.000 habitantes, solo 46 de ellos tiene una extensión menor a los 80 kilómetros cuadrados (Cesuras tiene 79,5 kilómetros cuadrados y Oza 72,1 kilómetros). Los casos más significativos son los de Beade y Pontedeva, que no llegan a los diez kilómetros cuadrados de territorio ni a los setecientos habitantes.

El resto de concellos que cumplen las características que se dan en la fusión anunciada en la provincia coruñesa son Baños de Molgas, Paderne de Allariz, Xunqueira de Ambía, Maside, Piñor, Punxín, San Amaro, Os Blancos, Porqueira, Rairiz de Veiga, Sandiás, Sarreaus, Trasmiras, Vilar de Santos, Amoeiro, Barbadás, Coles, Esgos, Petín, A Rúa y Oímbra. Las opiniones de los regidores en cuanto a la posibilidad de fusionarse es variada aunque casi todos tiene claro que nunca dejarían que sus territorios se convirtiera en zonas de segunda categoría.

El alcalde de Coles, Manuel Rodríguez es de la opinión de que la identidad de los concellos no se debe perder y que lo que será viable sería una reestructuración administrativa de los concellos, no su fusión.

Compartir servicios

Por su parte, Eladio Osorio, de Castro Caldelas, cree que el tema de las fusiones tiene mucho que madurar y que el debate debería salir de los principales partidos y no de los ayuntamientos. Desde el Concello de Rubiá, el regidor Elías Rodríguez opina que todo se puede analizar. «O que está claro é que todo o que repercuta na mellora dos servizos para os veciños, creo que sería positivo. Pero creo que a fusión como tal e como a plantean non sería positiva, senón todo o contrario».

Para el alcalde de Verín, Juan Manuel Jiménez Morán es ilógico que los concellos limítrofes se unan en momentos de una crisis profunda en donde no se ahorra y no existen ingresos. Más importante que la fusión considera que es compartir distintos servicios como pueden ser los de los servicios jurídicos o los ingenieros, entre otros.

«Lo importante no es suprimir sino reestructurar los concellos»

Eliseo Fernández, de Pereiro de Aguiar, comenta que en la actualidad a los concellos les quedan pocas alternativas para sobrevivir y sobre todo los más pequeños, pero que, de todas maneras, no comparte la idea de fusión y cree que el arraigamiento de los vecinos es demasiado fuerte para que lo considerasen.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Cerca de la mitad de los concellos cumplen las condiciones de Cesuras y Oza