«Estos proyectos son la herencia, la huella que quiero dejar»

El festival Ilusión Infantil reúne fondos para un comedor escolar en Perú


ourense / la voz

Moncha Campos Carreño (Ourense 1956) vuelve a movilizar a la sociedad ourensana para una gala benéfica infantil que recaudará fondos para ayudar a niños en países en vías de desarrollo. La cita será el próximo día 22 en el Auditorio.

-¿Cual es el objetivo?

-Crear un refugio para los escolares de la zona de Ares, en Perú, que deben recorrer ocho kilómetros diarios para ir y regresar del colegio. En principio haremos un comedor pero la idea es ampliarlo.

-¿Por qué eligió este proyecto?

-Porque da continuidad al que ya iniciamos el pasado año, en la misma zona, colaborando con la misión salesiana que hay allí. Los más de tres mil euros que recaudamos sirvieron para construir un horno que además de facilitarles el tener pan, también les aporta ingresos.

-¿Cuándo inició su vocación de cooperante?

-Creo que ya me quedó grabada desde niña, cuando mi madre me reñía porque no quería comer y me enseñaba a los niños que salían en la tele y que no tenían comida. Hace dieciocho años comencé activamente a ayudar a la infancia con el proyecto del doctor Garrido Valenzuela, para su hospital. Luego organicé la primera gala para una escuela destruida por el terremoto de Haití, y aquí sigo. Estos proyectos son mi herencia, la huella que quiero dejar.

-¿Qué tal la colaboración?

-Estupenda. Tanto las tiendas de ropa Trasluz, Umbella, Traviata, Suit Inc y novias, como el payaso Juanjo, los Reyes Magos e incluso el peluquero Tito del Puente que va a cerrar su negocio para peinar a los modelos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Estos proyectos son la herencia, la huella que quiero dejar»