Ourense podría perder hasta 20.000 habitantes en nueve años

La provincia acumulará un índice negativo del 6%, el más alto de Galicia


ourense / la voz

La deriva demográfica de la provincia es desalentadora y la gráfica de envejecimiento sigue creciendo. La peligrosa espiral no es nueva -se arrastra desde hace lustros-, pero las previsiones para los próximos nueve años son de una sangría constante en el número de habitantes, hasta el punto de que se pueden perder unos 20.000 residentes hasta el año 2020 en los 92 municipios ourensanos. Cuando menos esa es la estimación que acaba de hacer pública el Instituto Galego de Estatística (IGE), tomando datos de la proyección de la población que ha hecho el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según la citada fuente, el censo del 2011 en la provincia es de 323.386 habitantes y dentro de nueve años puede caer hasta los 303.098 habitantes. Esto supone una tasa de crecimiento negativo del 6,3% en el citado período, siendo además la más alta de Galicia en ese ciclo temporal. Por lo tanto, la comunidad va a seguir perdiendo efectivos, especialmente en Ourense si no se produce un improbable milagro demográfico. De hecho, el porcentaje de disminución de la población en la autonomía será de un 1,5%, es decir, un 4,8% inferior al que se registrará en Ourense.

En términos absolutos, el dato también revela negros presagios sobre la supervivencia en la provincia y el relevo generacional ya que si se prevé perder 41.542 habitantes en toda Galicia, la mitad causarán baja en Ourense.

El Instituto Galego de Estatística hace notar que la situación es especialmente preocupante en las provincias del interior, Lugo y Ourense.

Envejecimiento

Pero, además de la constante pérdida de población, otro de los hechos más preocupantes es que el envejecimiento de sus habitantes va a más, lo que impedirá el relevo generacional y perpetúa un estrato social cada vez más dependiente.

En este sentido Ourense vuelve a batir todos los récords ya que si en la actualidad el 28,3% de la población tiene 65 años o incluso más, pero en el 2020 ese porcentaje subirá hasta el 30%, lo que representa la tasa de envejecimiento mayor de Galicia, ya que la media se sitúa en el 22,1% y en el 24,5%, respectivamente.

Desde el punto de vista positivo, el IGE destaca que la esperanza de vida de los gallegos sigue mejorando y se cifra en 85 años para las mujeres y en 78 años para los hombres.

Los problemas principales asociados al envejecimiento se describen sobre todo en el medio rural donde la despoblación adquiere tintes dramáticos. De hecho, un tercio del censo provincial ya se localiza en la ciudad, pese a que también sigue perdiendo población, aunque a menor ritmo.

Inmigración

El resto de concellos, salvo raras excepciones, corre el riesgo de la desertización social y amenaza con mantener el abandono de los sectores productivos, fundamentalmente la agricultura.

Otras provincias han suplido en parte el descenso de la población acogiendo a personas que proceden de otros países. Sin embargo, la crisis económica ha frenado bruscamente ese efecto llamada, si bien a Ourense tampoco ha llegado un contingente de extranjeros importante en el efecto llamada que sí se ha detectado en otras provincias españolas.

De hecho, según refleja el Instituto Nacional de Estadística, de las 109.670 personas que proceden de otros países y que están censados en Galicia, únicamente 16.711 tienen su residencia en Ourense. La emigración sigue creciendo, sobre todo de jóvenes, a otras provincias para conseguir un futuro mejor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Ourense podría perder hasta 20.000 habitantes en nueve años