Crecen las peticiones de que se retomen las obras de la A-56

A. nespereira OURENSE / LA VOZ

OURENSE

La CIG se suma a las peticiones de la CEO y la Cámara de Comercio

22 jun 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Un año después de que el Ministerio de Fomento decidiese suspender las obras de la autovía que unirá Ourense con Lugo (la A-56), sigue el goteo de colectivos que exigen al Gobierno que se retome el ritmo de ejecución de la citada infraestructura. Primero fue la asociación de empresarios de la madera, a la que se sumó la Confederación de Empresarios de Ourense y con posterioridad la Cámara de Comercio. Ayer el sindicato CIG se sumó a la exigencia en términos similares a los expresados por los empresarios. En una nota firmada por el secretario comarcal de la CIG, Etelvino Blanco, se alude a que la citada conexión «é fundamental para a cohesión territorial da Galiza interior e polo tanto para favorecer as zonas máis desenvolvidas das dúas provincias».

El sindicato recuerda que la suspensión de los trabajos «convirte todas as promesas anteriores en papel mollado e provoca unha paralización definitiva» del proyecto de la autovía. La ejecutiva comarcal de la CIG exige también que se presupuesten las partidas necesarias para recuperar un vial que, entre otras cosas, permitiría una mayor permeabilidad del territorio para el transporte de mercancías de los polígonos afectados.