«A política é un vicio e cabeza aínda teño»

Un alcalde de 81 años aspira a repetir y un joven de 22 lucha por llegar a regidor


redacción / la voz

Ambos del PP, son dos iguales entre 1.172 gallegos que esta vez aspiran a alcalde en alguno de los 315 concellos. Y dos sin igual. Porque, en lo suyo, al uno no hay quien lo gane a viejo. Ni al otro a joven. Emilio Higuero (81 años) y Jorge Cubela, de apenas 22, encabezan y cierran, respectivamente, el ránking etario de candidatos a regidor en la comunidad autónoma. Si bien, imbuido de abrumador arrojo, el segundo asegura respetar a sus mayores en esta carrera hacia las urnas, mientras que el primero, a la par que tampoco desdeña a los menores, confiesa: «A política é un vicio e, grazas a Dios, cabeza aínda teño; pódelle preguntar á xente. Espero que agora non me boten para fóra...».

Cosecha de 1930, dentro de un par de domingos, Higuero irá a por su séptimo mandato en Lobeira, un ayuntamiento ourensano de apenas mil habitantes donde reunir entre 350 y 400 votos equivale a gobernar. Con todo, él afirma que allí la campaña no dista mucho de asemejarse a la que sus colegas urbanitas puedan llevar a cabo. «Eu -relata- saio da casa, vou polos pueblos, xunto á xente, dígolles calquera cousa, repártolles algunhas papeletiñas, se as queren... e volta a empezar ao día seguinte. Supoño que nas cidades será parecido. Con menos porta a porta, porque alá non hai aldeas, pero parecido». ¿Qué aguarda el abuelo del 22-M de las elecciones? «Quitar cinco [de sete] edís. Pero tamén me conformo con catro, que non lle son egoísta», admite para luego espetar: «Considérome competente, tanto ou máis que antes, de mozo. E os meus rivais, en cambio, aínda nunca deron a talla».

A un buen puñado de kilómetros de allí, en Cotobade (Pontevedra) concurre como número uno de la lista del Partido Popular un compañero del que fácilmente podría ser bisabuelo. «Quién me iba a decir a mí solo hace unos meses -reconoce Cubela- que ahora iba a verme peleando por lo que estoy. La vida me ha dado un vuelco radical». Desparpajo 100%, muy seguro, el chico se califica de «conciliador, tolerante, respetuoso y exponente del centrismo» al igual que su admirado Adolfo Suárez. Como el ministro José Blanco (PSOE), inició estudios de Derecho. «Pero yo los voy a acabar pronto -asevera- y él se matriculó y poco más. ¡Que no nos comparen!».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«A política é un vicio e cabeza aínda teño»