Los niños centraron la víspera del día más grande

Las fiestas infantiles protagonizaron de forma mayoritaria la oferta del lunes


o barco, o carballiño / la voz

Los disfraces llenaron las calles de la provincia ourensana y aunque la presencia de las fundas se dejó notar, el colorido y la originalidad se impusieron durante la jornada de ayer en las diferentes fiestas infantiles que centraron la mayoría de la oferta de la víspera del día grande en la provincia.

En Cea y en Maside hubo desfiles de comparsas y animación musical a raudales además de detalles para los más pequeños del lugar: bailes de disfraces, takker de maquillaje, música y muchas sorpresas.

Ribaentroido

Fueron estos también los principales protagonistas de la fiesta que llenó el Club Artístico de Ribadavia de risas y gritos. En la capital de O Ribeiro se mantuvo además Ribaentroido, un concurso de disfraces en diferentes locales de hostelería.

En O Carballiño el plato fuerte de la convocatoria partió de la hostelería con el respaldo del Ayuntamiento, a través de las concejalías de Cultura y de Turismo, y se contrató a la orquesta Panorama para atraer un mayor número de público a la villa y el resultado fue altamente positivo.

La tarde se dedicó a dar rienda suelta a la imaginación de los carballiñeses que salieron a la calle con numerosos y variados trajes de carnaval reproduciendo, desde las opciones más tradicionales, a las de mayor actualidad y a la rompedoras. La Filantrónika del doctor Anchoa fue la encargada de poner la banda sonora al entroido.

Víspera del día grande en A Pobra de Trives, ayer los protagonistas fueron los niños, con el desfile infantil que se celebró por la tarde y que estuvo precedido por el juego del pañuelo. Mientras unos corrían para hacerse con el fular, otros aprovechaban para pintarse el pelo o la cara en el taller de maquillaje instalado en la plaza del Reloj, a la que se desplazaron numerosos niños (con sus padres y abuelos) de la localidad, pero también una excursión de escolares que está pasando unos días en la estación de esquí de Manzaneda. Para rematar, y para volver a casa con el estómago calentito, hubo chocolatada.

También los más pequeños de la casa fueron los protagonistas de la fiesta organizada por el Concello de Petín en el teleclub. Hubo taller de globoflexia, de pintura y hasta un karaoke, además de música para los que quisieron cantar. No faltaron tampoco los dulces.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los niños centraron la víspera del día más grande