La vid se apunta al cultivo in vitro

En varias cámaras frigoríficas de la Facultad de Ciencias crían cientos de ejemplares


vigo / la voz

El grupo de investigadores de la UNiversidad viguesa ha logrado crear vides gallegas tetraploides. Para la mayoría de los mortales eso es lo que entendemos por una especie mutante, ya que sus células tienen dos pares de cromosomas, cuando lo normal es que haya uno como en humanos. Estos ejemplares ya se han plantado pero aún hay que esperar cuatro años para que maduren y comprobar los primeros resultados.

«No entiendes realmente algo a menos que seas

capaz de explicárselo a tu abuela», Albert Einstein

Su trabajo es semejante al que se hace en una clínica de fertilidad, pero trabajan con árboles frutales. En las cámaras de un laboratorio de la Universidad de Vigo se almacenan centenares de pequeñas plantas de vid con las que se han practicado técnicas de cultivo in vitro. Es la parte más curiosa de su trabajo, aunque a largo plazo puede ser más fructífero el estudio genético de la que es una de las especies que más puestos de trabajo genera en Galicia, la uva.

El grupo de Biotecnología y Biología Reproductiva de Especies Leñosas aúna a investigadores de la Universidad de Vigo y de Santiago, aunque cada ciudad trabaja con especies diferentes. En Vigo están prácticamente centrados en la vid a la que aplican la embriogénesis somática, un método de clonación que destaca por su potencia. «Acelera el proceso porque permite trabajar con miles de embriones simultáneamente», explica Manuel Rey Fraile, profesor que dirige el grupo.

Las muestras de vid las recogen de la Estación de Viticultura de Ribadumia, un centro dependiente de la Xunta, que en la época de floración les cede el material que les mantiene ocupados durante un año. Tras los cultivos embrionarios, las plantes se conservan en las cámaras frigoríficas, donde actualmente tienen en torno a quinientas en pequeños tubos.

Aunque la vid es una de las pocas especies en la que se ha conseguido secuenciar su genoma completo, aún queda mucho terreno por investigar, cuestiones que a largo plazo podrán tener mucha aplicabilidad.

Frutos pequeños

En una de las cámaras de la Facultad de Ciencias, junto a las pequeñas parras en tubos, hay también pequeños frascos en los que se están cultivando groselleros, frambuesos y arándanos. Forma parte de un proyecto que le ha encargado una empresa a la Universidad viguesa para propagar esta especie en parcelas de monte poco productivas de la provincia de Ourense.

Peña Trevinca

En principio, se habla de una zona de alta montaña en Pena Trevinca en la que consideran que se pueden dar las condiciones adecuadas para su implantación. «Nosotros solo nos encargamos de diseñar los protocolos de propagación», aclara el profesor.

Cuando se finalice su proceso de desarrollo se entregarán los miles de ejemplares para que sea la propia empresa la que los plante en las zonas seleccionadas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La vid se apunta al cultivo in vitro