La vergonzante soledad del tránsfuga Eladio

Fina Ulloa
Fina Ulloa OURENSE/LA VOZ.

OURENSE

La alcaldesa de San Cibrao sigue obviándolo y llamándole «ese señor»

28 may 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Eladio Fernández no pudo ayer controlarse y un rubor delator cubrió sus mejillas cuando la alcaldesa se refirió a él en un momento del pleno celebrado en San Cibrao.

Elisa Nogueira estaba defendiendo una moción del PP criticando las medidas anticrisis adoptadas por el Gobierno y, en el fragor del debate dialéctico con BNG y PSOE, que la calificaban de demagoga, se le escapó una frase poco medida hacia el tránsfuga que ahora milita en su partido pese a que se sienta en la bancada de la oposición como miembro del grupo de No Adscritos. Apuntándole con el dedo, pero mirando hacia los concejales socialistas dijo: «É hora de darlle a 'enhorabuena' a ese señor que está alí sentado, que cheirou o pastel e largouse». La alcaldesa cerraba así su advertencia de que el PSOE estaba abocado al fracaso en las próximas elecciones.

Aunque añadió un «e fixo ben», el desprecio que suponía la frase por dar por sentado que Eladio Fernández abandonó el barco socialista como se supone que ocurre con las ratas en los naufragios -las primeras, y antes de que la debacle se produzca- junto con el hecho de no dirigirse a él por el nombre, ya habían hecho mella en el aludido.

Ni los gritos del público y de sus ex compañeros en el pleno de su reaparición tras el abandono del PSOE habían conseguido mover su pose imperturbable como ayer logró la alcaldesa con su presunta felicitación. Y es que Eladio Fernández aguanta bien que ni siquiera se le dé la oportunidad de expresar su opinión en los plenos y argumentar su voto, como hacen otros concejales no adscritos en otros municipios de la provincia - Xinzo o Calvos son dos ejemplos- a pesar de que la normativa se lo permite. Incluso lleva bien lo de alzar la mano para votar en el mismo sentido que el PP, aunque la regidora cuando dice «nós imos votar a favor» mire exclusivamente a los concejales electos del PP y nunca hacia el tránsfuga. Eladio sabe que para el PSOE es un traidor, pero quizá ayer se dio cuenta de que para el PP, al menos en el de San Cibrao, es algo igual de feo.