Diez años importando cultura

El Centro Cultural de la Diputación celebra hoy su décimo aniversario abierto a la sociedad ourensana de manera altruista


Bucear en el archivo gráfico del conocido popularmente como Edificio Simeón para seleccionar sus mejores momentos después de una década abierto no es tarea sencilla, por su dilatada actividad anual siempre al servicio del ciudadano y del artista, tanto ourensano, gallego como foráneo, ofertando en cualquiera de sus salas tanto a los consagrados como a los noveles, alcanzo una media anual de 20 a 25 exposiciones, lo que equivale en número de visitantes e incluyendo el resto de actos celebrados en sus instalaciones, una cifra media que oscila entre los 70 y los 75.000 asistentes.

La actividad social, en donde figuran actos casi a diario de perfil sanitario, político, literario o musical, repartidos entre su salón de actos y las tres salas expositivas que alberga este edificio, se complementa con la cultural, dejando en este tiempo un carácter abierto en el que hoy butaca y horario para albergar todo tipo de artistas y agrupaciones ciudadanas. Siendo las paredes y vitrinas que levantan este edificio comprado por la Diputación y rehabilitado por la Xunta bajo la tutela del arquitecto Javier Suances, las que han sustentado obras de incalculable valor por las firmas que portan de sus creadores. Así es el caso de nombres propios como Picasso y Goya, artistas que ocuparon en épocas distintas el espacio de este elegante edifico del centro peatonal ourensano.

Haciendo patria

Pero no solo del arte foráneo ha vivido el Centro Cultural de la Diputación, tal y como demuestra la reciente exposición sobre Eduardo Blanco Amor. Artistas ya consagrados en las artes plásticas gallegas, y con genética ourensana, siempre han sido capitales en las prioridades de la institución. Manuel Buciños, Arturo Baltar, Virxilio Fernández o Acisclo Manzano, forman parta de una historia expositiva en la que el resto del territorio gallego con sus diferentes representantes han tenido su hueco y su catálogo. Un ejemplo es al inmediata exposición que el artista nacido en Lalín, Antón Lamazares, hoy máximo representante del arte gallego fuera do país, inaugurará el próximo viernes.

Al repasar la historia del Centro Cultural de la Diputación, que según fuentes oficiales, «habrá superado o cerca estará de las 300 exposiciones», figuran en su historial colaboraciones cíclicas con el Festival Internacional de Cine, el Certamen de Artes Plásticas o el Outono fotográfico, en donde la exposición resultante del certamen convocado por la diseñadora Purificación García, ya es un clásico de la agenda cultural autonómica y local. ¡Felicidades!

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Diez años importando cultura