El Rali de Ourense podría perder un espónsor por el polémico Rías Baixas


El Rali Rías Baixas, celebrado en Vigo el pasado sábado, tiene aún pendiente de publicar su clasificación final oficial. Todo sucedía cuando al final de la cuarta sección de la prueba el equipo de la Escudería Ourense formado por Sergio y Diego Vallejo con el Porsche 911 GT3, llegaba a las instalaciones del IFEVI en Vigo, a la zona de control. El vehículo venía con una avería en su transmisión y les era imposible subir la rampa de acceso al recinto ferial, por lo que fueron empujados por el equipo coruñés de Álvaro Muñiz y César Blanco con su Mitsubishi Lancer, algo que podría estar penalizado hasta con la exclusión de la prueba, pues los reglamentos actuales prohiben tal maniobra aunque dejan la sanción a criterio de los comisarios deportivos.

Queja de Subaru

Los hechos fueron presenciados por diversos aficionados, oficiales, periodistas, e incluso en Internet circulan los vídeos de tal maniobra irregular de ambos equipos. Pero no quedaron así las cosas, ya que en la llegada al control horario, el equipo de Escudería Ourense llegaba retrasado y penalizaba mientras el cántabro Enrique García Ojeda entraba en su hora al control. El piloto de Subaru no accedió a dejar pasar al Porsche de los Vallejo, lo que enfureció a varias personas del equipo Nupel Team de los Vallejo, entre ellas el vicepresidente de la Escudería Ourense, que insultó al piloto de Subaru.

Estos hechos provocaron la queja del equipo Subaru. Los comisarios de la prueba entrevistaron a los involucrados en un affaire que daña la imagen del Campeonato de España de Ralis, y de madrugada optaban por que la Real Federación Española de Automovilismo se hiciese cargo del asunto. Este desagradable lío provocó el enfado del mayor espónsor del equipo de los hermanos Vallejo, Jorge Dorribo de Laboratorios Nupel quien, según testigos presenciales, llegó a amenazar con retirar sus dos coches (el Porsche de los Vallejo y el Mitsubishi de Xevi Pons) del certamen estatal y a no volver a invertir un solo euro en este campeonato, incluida la esponsorización prevista al Rali de Ourense que el próximo 20 de junio se celebra en nuestra provincia.

Veinte mil euros menos

La cantidad que podría ver perjudicado al Rali de Ourense sería de unos veinte mil euros, una cantidad bastante importante para un presupuesto tan ajustado como el que cuenta siempre la entidad ourensana para la prueba. La Real Federación Española de Automovilismo, siguiendo las instrucciones del colegio de comisarios deportivos del Rías Baixas, ha convocado el viernes 5 de junio, a las 12 del mediodía en su sede a todas las partes implicadas en este asunto, entre ellas la Escudería Ourense, para tomar una decisión definitiva.

Existen varias posibilidades, una que sean excluidos de la prueba tanto el equipo de Vallejo -que había sido el ganador- y el del coruñés Álvaro Muñiz, que podría incluso llevar una suspensión de licencia, otra que se les sancione con una penalización que modificaría la clasificación final de la competición o una tercera que sería una sanción económica a los dos equipos.

De lo que se decida en esa reunión dependerá la ayuda de Laboratorios Nupel al Rali de Ourense y también la participación de equipos que, como Subaru, amenazaron en que si tras lo acontecido con los insultos a su piloto por parte de gente de la Escudería Ourense, la RFEdA no toma medidas, también retirarán sus coches del Campeonato de España de Ralis de Asfalto. Un lío que bien se podría haber evitado si los comisarios deportivos de la prueba hubiesen actuado en consecuencia en su momento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Rali de Ourense podría perder un espónsor por el polémico Rías Baixas