La Guardia Civil desmantela una red de venta de cocaína y hachís en Verín


Después de un año de intensas investigaciones el equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Ourense ha asestado un duro golpe al tráfico de sustancias ilegales por la provincia.

Así, en la tarde del pasado lunes los agentes capturaban a dos de los presuntos cabecillas de una banda ilegal. Se trata de Gregorio L. F., un vecino de Baltar de 68 años al que en medios policiales relacionan desde hace años con el contrabando, y de Alfonso Enrique C. C., de 47 años y origen portugués aunque con residencia en Verín. Minutos antes del arresto los agentes los habían seguido hasta un paraje de Boullosa, en el mismo municipio de Baltar, interceptándolos cuando estaban realizando un intercambio de sustancias estupefacientes.

Precisamente, fue en ese primer dispositivo en el que los guardias se incautaron de parte de la droga hallada en la operación. Inmediatamente después de la detención la autoridad judicial -el caso está en manos del Juzgado de Instrucción número 1 de Verín- autorizó los registros en los domicilios de los sospechosos, en los que se encontrarían nuevas cantidades de droga así como herramientas para su preparado y pesaje, procedimientos generalmente previos a la venta al por menor.

En total, se han interceptado cien gramos de heroína y 734 gramos de cocaína. Se trata de una droga que, puesta en el mercado, habría llegado a tener un valor de cincuenta mil euros.

Además de las sustancias ilegales los funcionarios policiales encontraron en poder de los acusados dos pistolas del calibre 6,35 milímetros, una escopeta, tres teléfonos móviles y siete mil euros en efectivo.

Todos estos hallazgos serán correctamente analizados por si de ellos pudiesen extraerse pruebas relevantes. También están siendo examinados los turismos de los sospechosos, que podrían haber sido utilizados para el transporte de las drogas.

Declaración

Tras su arresto, los dos sospechosos fueron trasladados a dependencias del cuartel de Santa Mariña de Ourense, en el que no quisieron declarar nada en relación a los delitos que se les imputan. A media mañana se ordenó el traslado de ambos en un furgón policial hasta las dependencias judiciales de Verín. Tras declarar ante la magistrada, Gregorio L. F., ingresó en la prisión de Pereiro de Aguiar.

A las siete de la tarde comenzaba la declaración del segundo detenido, quien permanecía en dependencias judiciales al cierre de esta edición.

Eso sí, la operación sigue abierta y no se descarta que en un corto plazo de tiempo puedan efectuarse nuevas detenciones de personas relacionadas con los dos primeros arrestados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La Guardia Civil desmantela una red de venta de cocaína y hachís en Verín