«La solidaridad es una asignatura pendiente»

El sindicato USO intenta aumentar la implicación de sus afiliados en el apoyo a su propia oenegé


Comparte afiliación y puesto de responsabilidad provincial en USO, con la representación de la oenegé que esta organización mantiene, Sotermun.

-Esta semana han buscado en Ourense apoyo institucional para distintos proyectos de cooperación...

-Es la primera vez que lo hacemos aquí, aunque no es algo nuevo, pues en Galicia ya hemos encontrado ayuda en la Xunta y en la Diputación de A Coruña.

-¿No es suficiente, entonces, la aportación que hace el propio sindicato y la de sus afiliados?

-No lo es, no. Pensamos que podríamos atender más propuestas si existiese una mayor implicación de los afiliados, pero hasta ahora no hemos logrado llegar al nivel que deseamos.

-¿Es habitual que los afiliados apoyen económicamente a la oenegé?

-Digamos que un 15% de los afiliados lo hacen. Para nosotros es un porcentaje mejorable y he de reconocer que es una de nuestras asignaturas pendientes. Una cuota anual de treinta euros, que es la mínima anual, adquiere un extraordinario valor cuando se destino a proyectos en países poco desarrollados. Si el apoyo de los afiliados fuese mayoritario, podrían atender un gran número de proyectos.

-¿Cuesta propagar el concepto de solidaridad?

-Tampoco es que cueste, lo que ocurre es que muchas veces nos quedamos en el día a día. Un sindicato tiene que ser solidario. Y de la misma forma que hace décadas el sindicalismo recuperó peso gracias a la solidaridad internacional. Fueron muchas las ayudas recibidas. Hoy deberíamos mirar más hacia los más desfavorecidos.

-¿Qué eco han encontrado en sus entrevista con el alcalde y el presidente de la Diputación?

-Positiva, sin duda, aun cuando por el momento no se haya concretado en cantidad alguna. Los dos se comprometieron a estudiar la propuesta que hicimos.

-¿A dónde iría el dinero que aporten las instituciones ourensanas, si decidiesen dar el paso?

-A un trabajo concreto en Argentina, con indigentes y personas que viven en la marginalidad. Un grupo de abogados jóvenes trabaja en la normalización de la situación de estas personas y merecen todo nuestro apoyo. Hay que pensar en personas que carecen de algo tan elemental como una identidad administrativa. Puede resultar chocante, para nuestra mentalidad, pero hablamos de gente cuyo nacimiento ni siquiera está documentado.

-¿Ven avances en cuanto al aumento de la sensibilización social?

-Pocos, pero algo se va viendo. Que el presidente del Gobierno haya comprometido el 0,7% del presupuesto general para acciones solidarias va en esa línea. Hemos de tener muy presente que en el mundo existe mucha pobreza y que con solamente cuatro duros se hacen maravillas.

-Dentro del sindicato, por su parte, seguirán trabajando en la búsqueda de más fondos para la oenegé...

-Seguiremos luchando para sensibilizar a nuestros afiliados con el fin de conseguir fondos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

«La solidaridad es una asignatura pendiente»