Xisco se hace futbolista

Ha mejorado en sus movimientos, la ?presión al rival, el ?juego de espaldas y ?la mentalización


Fue el delantero que descubrió Javier Irureta, adquirió notoriedad con Joaquín Caparrós y se hizo jugador con Miguel Ángel Lotina. Xisco Jiménez (Palma, 1986) se trajo el fútbol de Canarias. En el Vecindario aprendió a competir, a sufrir y a responder con goles a las agonías de un equipo. Esta temporada tuvo la oportunidad de poner en práctica con el Deportivo todo lo aprendido en su temporada de cesión. Y aprovechó el momento. Sus compañeros advierten una notable mejoría en el actual delantero centro del conjunto blanquiazul. Para ellos, los cinco goles en dos partidos es poco más que una anécdota. Lo bueno de Xisco, dicen, es lo que no se ve. Así lo ven sus compañeros y el principal protagonista.

XISCO

«Lotina me decía que estuviese sereno y que intentase sacar petróleo»

El delantero no percibe un cambio radical en su juego, pero sí aprecia una notable mejoría desde su cesión al Vecindario. A pesar de ello, agradece el interés del cuerpo técnico por enseñarle. Incluso llegó a hacer horas extras después de los entrenamientos, tutelado por Miguel Ángel Lotina. «Espero que me sigan enseñando, para que esto no se termine aquí», desea el ariete. «Algunas veces, cuando hice trabajo a mayores con Lotina, me decía que intentase sacar petróleo de cada jugada, pero que estuviese sereno a la hora de rematar», recuerda el delantero balear. Con el cuerpo técnico deportivista, Xisco trabajó la definición y la técnica.

Considera que la evolución de un futbolista no es un proceso brusco, sino paulatino. Por eso, cree injustas las críticas a un delantero solo por no marcar goles. «Parece que ahora que hay acierto es cuando se valora el trabajo que hago para el resto del equipo», reclama.

PABLO AMO

«Es el primer defensa del equipo, su trabajo desgasta al rival»

En clave colectiva también interpreta el trabajo de Xisco uno de los tres centrales, Pablo Amo. Para el madrileño, «Xisco es el primer defensa del equipo». «Su presión tapando la salida del balón del rival resulta muy incómoda para el adversario, de manera que eso desgasta al equipo que hay enfrente», argumenta el zaguero del Deportivo.

Pablo Amo añade que los aspectos individuales son los que hacen grande a Xisco. «Gana casi todos los balones divididos y tiene una gran capacidad de trabajo», explica. También considera que el balear ha crecido mentalmente para rendir en el fútbol de élite. «Si tiene la cabeza bien amueblada, y en eso ha madurado, está llamado a ser un gran delantero centro», matiza el central.

«Ahora la suerte está de su parte, pero su trabajo de desgaste ha ido siempre en beneficio de todos nosotros; protege muy bien el balón cuando es necesario esperar la llegada de la segunda línea y hay que dar aire al equipo», abunda. «Además, gracias a los balones que peina de cabeza se generan muchas ocasiones de gol», concluye.

JUAN RODRÍGUEZ

«Me gusta su fútbol al primer toque y cómo fija a los centrales del adversario»

El polivalente jugador malagueño ha tenido que ser socio de Xisco en las líneas más adelantadas y beneficiarse de su trabajo defensivo cuando tuvo que actuar como mediocentro. Así, Juan Rodríguez recuerda cuándo tuvo que enfrentarse a Xisco y cómo ha evolucionado. «Ha ganado en ritmo de competición y se nota. Ha aprendido que un delantero centro debe tener más características que un buen juego de cabeza», explica.

Juan Rodríguez cree que el fútbol actual de Xisco tiene como puntos fuertes «la marca a los defensas contrarios y la manera de fijar a los centrales del equipo rival. Si quieres ser fuerte defensivamente, el primero que tiene que serlo es el delantero», razona el jugador andaluz.

El ex futbolista del Málaga también considera que el atacante deportivista realiza ciertos gestos con más criterio, como el juego al primer toque, el manejo del balón y los movimientos que hace sin la pelota.

LAFITA

«Es mi primera opción de pase desde la posición de mediapunta»

El zaragozano Ángel Lafita se ha hecho con un puesto por detrás del delantero, de manera que en la mayoría de los partidos es el socio forzado de Xisco. Sin embargo, el aragonés está encantado con esta posibilidad del juego y elogia a su compañero. «Es siempre mi primera opción de pase desde la posición de mediapunta», explica Lafita.

«Sus movimientos buscando la espalda de la defensa rival son muy buenos, sus caídas a la espalda de la defensa nos dan muchas posibilidades de juego», añade el centrocampista. Lafita cree que «la manera de aguantar la pelota arriba cuando es necesario lo convierte en un referente para el resto del equipo». «La gente tiene que ver su trabajo, porque jugar ahí arriba no es sencillo. Es algo muy sacrificado», dice.

DE GUZMÁN

«Muchas veces lo buscamos a él para empezar la jugada»

El mediocentro Julien de Guzmán es uno de los socios de Xisco dentro y fuera del terreno de juego. El canadiense dice del balear que es «listo, rápido y potente». «Con él podemos buscar con tranquilidad la pelota larga y cae bien a las bandas», explica. «Aguanta muy bien el balón gracias a su presencia física. Nos da margen para llegar arriba cuando está manteniendo la pelota, es raro que la pierda. Muchas veces, lo buscamos a él para empezar la jugada», añade el centrocampista.

«Xisco es un jugador joven, un delantero con mucho futuro. En los entrenamientos ya veíamos que tenía gol, lo que sucede es que en los partidos no siempre salen las cosas como uno quiere», sentencia el canadiense.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Xisco se hace futbolista