Treinta municipios ourensanos, fuera del mapa de alto riesgo de incendios

La mayor parte están en el entorno de la capital y en la comarca de O Ribeiro La exclusión ha sido criticada por varios de los alcaldes de los ayuntamientos afectados


la voz | barco

?l mapa de zonas de alto riesgo de incendios forestales publicado esta semana por la Consellería de Medio Rural ha dejado fuera a treinta municipios ourensanos. La mayor parte de ellos están en el entorno de la capital ourensana y especialmente en la comarca de O Ribeiro. La mayoría de los alcaldes de los municipios excluidos cree que esta situación no desprotegerá sus montes, aunque algunos regidores han criticado la decisión de la Xunta.Los ayuntamientos que quedaron fuera son, concretamente, Barbadás, Toén, San Cibrao, A Peroxa, Coles, Taboadela, Sarreaus, Sandiás, Beariz, Punxín, San Amaro, Arnoia, Beade, Castrelo de Miño, Cenlle, Leiro, Ribadavia, Vilamartín de Valdeorras, A Rúa, Vilar de Santos, Porqueira, Trasmiras, Paderne, Amoeiro, Cartelle, Gomesende, Parada do Sil, Pontedeva, Ramirás y Vilamarín.ReaccionesUno de los alcaldes más críticos con la exclusión de su municipio es el de Barbadás. Xosé Manuel Freire Couto alega que tienen amplias superficies de montes comunales «alguno de más de quinientas hectáreas, que además están llenos de maleza y que tienen un riesgo». Manuel Seoane, regidor de A Peroxa, entiende que, en su caso «a exclusión non está ben feita, porque entre outras cousas máis do 40% do municipio é masa forestal, co que o risco é bastante evidente».Muchos alcaldes critican no haber sido informados del proceso de selección de zonas de alto riesgo ni de los criterios que ha seguido la Xunta para definir qué municipios deberían entrar. Algunos creen que si han sido elegidos aquellos con mayor número de incendios, podrían ponerse en peligro grandes masas forestales. «Nós temos moito monte no concello e hai tamén unha grande concienciación por parte dos veciños á hora de coidalo. Ó mellor non proliferan os incendios aquí, pero non por iso deixamos de ser unha zona de alto risco», argumenta Gumersindo Lamas, regidor de Sarreaus. También existe el caso contrario, el de los municipios donde sí suele haber muchos incendios. «No noso concello ardeu o ano pasado o 90% do monte. Hai pouco que queimar, pero aínda así non é lóxico que non entremos nesa lista porque alto risco témolo todos», dice el regidor de Taboadela, Manuel Gallego. Aún así, no todos los alcaldes son críticos con el mapa que excluye a sus municipios. Por ejemplo, en el occidente ourensano -donde nueve de sus 19 ayuntamientos han quedado fuera- el único disconforme es el regidor de Cenlle, Manuel García. La mayoría de los alcaldes alaban la colaboración de Medio Rural para los trabajos de desbroces y algunos se sienten incluso afortunados, como el de A Rúa porque su ayuntamiento será base de dos brigadas de lucha contra el fuego o el de Toén, de helicópteros.ConsecuenciasLos regidores municipales esperan que el hecho de que sus municipios no se incluyan en el mapa de alto riesgo no deje desprotegidos sus montes ni afecte a la coordinación a la hora de apagar eventuales incendios. «Polo feito de estar excluídos dese risco, eu entendo que si ocorre algo se acudirá e se actuará exactamente igual», dice Manuel Seoane, de A Peroxa. «Como non figuramos nesa lista de alto risco da Xunta, xa veremos como coordinarnos ben para suplir esa falta de investimento», se pregunta por su parte el regidor de Sarreaus, Gumersindo Lama.La mayor parte de los afectados, sin embargo, aceptan el listado y creen que, aún sin estar incluidos en el mapa de Medio Rural, sus municipios estarán bien protegidos de los incendios forestales.?nformación elaborada con las aportaciones de Miguel Ascón, Jesús Manuel García, Fina Ulloa y Carmen Paradela.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Treinta municipios ourensanos, fuera del mapa de alto riesgo de incendios