Un acusado reconoce que causó un incendio al quemar rastrojos

El fiscal solicitó una condena de seis meses de prisión y una multa La Xunta reclamaba el pago de los gastos causados por el fuego, ocurrido en Gomesende


la voz | ourense

?n nuevo caso de incendio forestal provocado por una quema de residuos que terminó por descontrolarse se vio ayer en la sala de vistas del Juzgado de lo Penal número dos de la capital ourensana. Esta vez comparecía como imputado Ramón Rodríguez, a quien el ministerio fiscal responsabilizaba de las consecuencias que tuvo para el monte una quema de restos forestales que él había realizado en febrero del año 2006.Según el relato de los hechos realizado por la acusación, el incidente tuvo lugar a las cuatro de la tarde del día de autos. A esa hora habría iniciado el agricultor imputado una quema agrícola en su finca, situada en el paraje de Achán, en un lugar denominado como O Viñal, perteneciente al término municipal de Gomesende. Según la acusación, el imputado no cumplió las medidas de precaución que se reflejan en la autorización de quema de residuos que le fue concedida por la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta, lo que motivó que el fuego terminase por propagarse a los montes denominados A Bandeira y O Penedo, ardiendo finalmente 4,60 hectáreas de monte arbolado y 0,50 de monte bajo. También habrían resultado afectados por el fuego los márgenes y alambradas de las fincas cercanas al lugar en el que se iniciaron las llamas, que finalmente generaron un gasto para la administración, en concepto de extinción, de 1.235 euros.AcuerdoDado que los hechos, calificados como un delito de incendio por imprudencia grave, fueron admitidos por el imputado, Ramón Rodríguez, fiscal y defensa llegaron antes de la vista de ayer a un acuerdo, por el que se conforma la petición de condena a una pena de prisión de seis meses. Además la acusación interesa que se imponga al agricultor una multa de seis meses, a razón de 4 euros al día. Con eso la cuantía total de la multa que deberá abonar el afectado a la Justicia asciende a 720 euros.Responsabilidad civilEn su escrito de acusación, el fiscal también se refería a la obligatoriedad por parte del causante del incendio de abonar a la Xunta, en concepto de responsabilidad civil, el dinero que se corresponde con los gastos de extinción de las llamas del incendio que ha sido objeto de juicio.El incidente ocurrido en un monte de Gomesende y que ha llevado a un agricultor a sentarse en el banquillo de los acusados no supone un hecho aislado. Así, son frecuentes los incendios forestales, durante cualquier época del año, que se originan durante una quema de residuos que no se controla debidamente y deriva en daños para el monte.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un acusado reconoce que causó un incendio al quemar rastrojos