Jardineros de tres a once años

Reportaje | Alumnos de Rairiz atienden un invernadero Los escolares del colegio Antonio Vázquez han llevado adelante un invernadero profesional que ya tiene sus primeras plantas listas para salir a la calle


ourense

?os 74 alumnos del colegio de Rairiz de Veiga disfrutaron el jueves comprobando los progresos de las plantas que desde hace dos meses ocupan un invernadero instalado en uno de los laterales el patio escolar. Durante los últimos meses han estado trabajando intensamente en esta superficie cubierta de plástico y en la que no falta ninguno de los elementos habituales en cualquier invernadero profesional. De hecho es un invernadero de los de verdad, que costó nada menos que 4.000 euros.Y es que en este centro de Primaria de Rairiz de Veiga quisieron que su proyecto para el programa Voz Natura, de la Fundación Fernández Latorre, perdurase más allá del curso escolar. Durante los últimos meses los niños, de entre tres y once años, visitaron con sus profesores el habitáculo para acometer las distintas fases del proceso para ponerlo en producción. Plantaron semillas, las cuidaron y regaron, y luego trasplantaron las plantas de las celdas del semillero a la tierra para seguir cuidándolas en la segunda fase del proceso vegetativo. Ahora están empezando a colocarlas en maceteros para sacarlas al exterior del invernadero y que terminen de aclimatarse. Y es que el proceso continuará con los niños llevándose a casa las macetas para seguir ocupándose de ellas durante las vacaciones escolares veraniegas.De la semilla al fruto«Pretendemos que os nenos poidan seguir o ciclo completo e como a maioría non florecerán ou darán fruto hasta despois do verán pensamos que poden seguir cuidandoas nos xardíns da casa, o incluso trasplantarlas en algunha finca», explica Manuel Castro. Y es que no hay que olvidar que Rairiz es un municipio rural y por lo tanto no es difícil para los pequeños encontrar ese espacio para sus plantas.El profesor encargado de coordinar la actividad que este año plantea el colegio al proyecto Voz Natura de la Fundación Fernández Latorre matiza que a la hora de elegir la actividad se tuvo en cuenta precisamente «que os rapaces do rural de hoxendía no están tan en contacto co agro como hai anos, cando era unha obriga axudar nas tarefas do campo cando se remataba a escola, aquí plantexamos a actividade como algo divertido e para que eles entendan o proceso biolóxico das prantas». En el invernadero se pueden encontrar plantas ornamentales -incluso con esquejes aportados por los niños de especies que tenían en casa y les gustaban especialmente- y también de huerto. Tomates, pimientos, pepinos y lechugas son algunas de ellas. Por cierto que las últimas están sirviendo ya para que formen parte del menú del comedor escolar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Jardineros de tres a once años