La violencia familiar deja tres nuevos sucesos en un solo fin de semana

Dos vecinos de Allariz, padre e hijo, están encarcelados por una agresión al abuelo Uno de los detenidos se enfrentó a su madre y a una hermana, que es soldado profesional


la voz | ourense

La violencia en el ámbito familiar ha dejado entre el sábado y el lunes, tres nuevos casos para sumar a una estadística que cada semana se ve incrementado por brotes de lo más variado. Los sucesos, aparte de las víctimas y los detenidos, han conducido a dos de los implicados al centro penitenciario de Pereiro de Aguiar, a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ourense.El primero de los incidentes ocurrió en el municipio de Allariz. Los dos detenidos, Antonio F.F. y Francisco F.Á., padre e hijo, de 53 y 21 años, permanecen en prisión desde el domingo, por su presunta relación con una agresión al padre de primero de ellos y abuelo del segundo. Se les relaciona con delitos de malos tratos y lesiones, cometidos en la vivienda familiar de Vilar de Flores. El segundo episodio ocurrió en la villa de Ribadavia. En este caso la intervención de la Guardia Civil se produjo después de un altercado en la zona comunitaria de paso del edificio donde reside la familia implicada en el suceso y donde, al parecer, son frecuentes las discusiones, si bien, hasta el momento, en ningún caso se había llegado a formalizar denuncia alguna. La participación de los agentes permitió no sólo poner fin a la disputa y evitar que pudiese degenerar, sino también dar fe del incidente y posibilitar, aunque no mediase comparecencia expresa de la madre, la apertura de diligencias penales contra el supuesto autor, Diego D.G., de 25 años. Entre las víctimas de este episodio se cuenta una joven que es soldado profesional, circunstancia que no arredró a su hermano, de 25 años, a la hora de enfrentarse a ella y a su madre. En esta ocasión se encontraba en casa, al disfrutar de permiso.Con arma blancaUn tercer brote de violencia en el ámbito familiar, en este caso protagonizado por una pareja, tuvo como víctima a la esposa de Antonio S.A., de 44 años, vecino de Paderne de Allariz. El incidente se concreta en una supuesta agresión física, completada con una situación puntual de amenazas con arma blanca, que llevó a la mujer a dar cuenta del hecho a la Guardia Civil.La detención se consumó a última hora de la tarde del lunes, instantes después de que se tuviese conocimiento del hecho.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La violencia familiar deja tres nuevos sucesos en un solo fin de semana