Modelos sin etiquetas

BEATRIZ PALLAS ENCADENADOS

OPINIÓN

Cuatro

09 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Fueron iconos de la moda española en los años noventa. Ahora, a través del programa Otro enfoque, de Jon Sistiaga, el público descubre que no era oro todo lo que relucía sobre una pasarela poblada de chicas inseguras que, mochila al hombro, iban de clase a sesiones de fotos para vestidos de novia. A Laura Ponte, los desfiles y los posados le molestaban porque representaban todo lo que la hacía sentir mal. A pesar de ello, irrumpió en las portadas como uno de los rostros más carismáticos de la época. Verónica Blume ganó los principales concursos, pero eso no aplacó sus complejos ni el peso de las miradas depositadas sobre ella. Y se rompió, confiesa con un relato transparente de su desorden alimentario. Judith Mascó empezó desde abajo y llegó a lo más alto, pero siempre consciente de que lo que ella podía ganar en un día sus padres, maestros, debían trabajarlo durante un año. Para Vanesa Lorenzo, canalizar los altibajos de su ocupación y salir ilesa de los desprecios por no tener unas medidas canónicas la obligaba a ocultar su verdadero yo tras una máscara.

Todas ellas destruyen, en una interesante charla, las etiquetas que conlleva su profesión; hablan de menopausia, de cosificación y de consumo responsable. También defienden su trabajo, porque ser famosa, conocida o influencer está todavía lejos de ser modelo.