«¿Por qué Galicia no deja entrar a los perros en las farmacias?»

OPINIÓN

M. MORALEJO

06 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Falta de médicos de sanidad marítima

Hace unos días, el PNV interpeló al Gobierno por los problemas derivados del menguante número de médicos del Servicio de Sanidad Marítima del Instituto Social de la Marina. Ni en la pregunta ni en la respuesta se mencionó la que para mí es la principal causa de que no se cubran las plazas. Poco importa que se convoquen oposiciones si las condiciones laborales son las mismas que hasta la fecha: 1. Contratos con múltiples tareas: reconocimientos médicos, labores de inspección colaborando con las EvIS, inspecciones sui generis (sin capacidad sancionadora) respecto de las embarcaciones, funciones administrativas de control de subvenciones, expedición de certificados internacionales en cumplimiento de convenios, ejercer como profesores de formación no reglada, etcétera. 2. Malas condiciones laborales: no reconocimiento de la carrera profesional; la retribución salarial es tan modesta que se explica por sí sola diciendo que son los médicos de la administración pública peor remunerados. Josefa Cid Cadavid.

Perros a las puertas de las farmacias

En el resto de las comunidades autónomas, los perros pueden entrar en las farmacias o, si el dueño no quiere, quedar esperando fuera, atados a un gancho dispuesto para este fin. Pero en Galicia, no sé por qué, no solo no dejan entrar a los canes, sino que tampoco se permite dejarlos fuera. No es lo mismo que en un supermercado, donde tú pierdes de vista al perro y queda solo, sin vigilancia y al sol; en una farmacia siempre está a la vista y vigilado. Pregunté a la policía local y a la nacional sobre dejarlos atados en la puerta y me dijeron que «por supuesto», siempre que estuvieran vigilados. Que no iban a multar al dueño y menos a la farmacia. Señor conselleiro de Sanidade, unifique la ley con la de otras autonomías, para nosotros es un tema de «bienestar animal». Sergio López González. Vigo.