«La mayoría del alumnado está agobiado, cometemos errores de lectura por cansancio»

OPINIÓN

CESAR QUIAN

02 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Bachillerato: un final de curso caótico

Hace un tiempo, la Consellería de Educación decidió adelantar los exámenes extraordinarios de septiembre a junio. El objetivo era favorecer al alumnado para que tuviese más posibilidades de recuperación, puesto que tendría los contenidos más frescos. Pues aquí estamos, disfrutando del «interés del alumnado» teniendo en menos de un mes, y por cada asignatura, exámenes de la tercera evaluación, recuperaciones de esa evaluación y/o del curso entero y finalmente los exámenes extraordinarios. Supongo que en la consellería estarán tan frescos sabiendo que la mayoría del alumnado está agobiado, que cometemos errores de lectura por cansancio, que nuestro cerebro va tan lento que necesitaríamos tres horas para resolver cada examen y que lo que tenemos tan fresco hoy, en dos días se nos habrá olvidado. No hay tiempo para lamentarse, solo hay más pruebas, más lecturas obligatorias y más trabajos que favorecen al alumnado cada día. El profesorado ha estado ocupadísimo en cumplir el currículo a velocidad supersónica; me recuerda al camarote de los hermanos Marx, siempre había espacio para un tema más. Y es verdad, siento que todavía cabrían más temas, los contenidos se han superpuesto en mi cerebro como en un óleo de Góngora, perdón, quiero decir como en las Soledades de Velázquez. Como alumno de bachillerato, me siento agradecido por vivir en directo este privilegio educativo, gracias por favorecer al alumnado... Brais Mariño Figueirido. Vigo.