«Tatuaxes, cervexas, mochilas, gais, lesbianas, casados, solteros... O Son do Camiño»

OPINIÓN

XOAN A. SOLER

01 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

O Son do Camiño

Unha horda de festivaleiros caleidoscópicos camiña con paso firme cara o Monte do Gozo para asistir á primeira xeira do Son do Camiño. Xente nova, e non tan nova. Tatuaxes, cervexas, mochilas, lentes de sol, camisas floreadas, blusas chiadoras, pantalóns curtos e de campá, corpiños, cabeleiras de mil cores e calvos. Heteros, gais, lesbianas, casados, solteiros amais separados. Todos, sen excepción, van na procura do graal, que non é outra cousa ca un intre de ledicia e diversión; esquecendo, sequera por unhas horas, a mecánica rutineira da vida cotiá. F. Javier Santos. Santiago.

Protestas por Gaza, ¿y Ucrania?

Hace unos días, en la televisión, observé cómo los estudiantes de varias universidades, como Harvard, protestaban con acampadas y pancartas por la guerra entre Israel y Palestina. Me pregunto por qué no hicieron esto al principio de la guerra en Ucrania.

Es sobrecogedor ver cómo los niños más indefensos sufren en Palestina. Rusia invadió Ucrania en una guerra injusta que también ha hecho sufrir a muchos niños ucranianos. Algunos fueron deportados a Rusia y siguen viviendo los desastres de la guerra. ¿Dónde estaban esos universitarios? Pablo Soto. A Coruña.

La vida es fango

Si por fango entendemos la carga que supone afrontar un proceso judicial, yerra Sánchez. Y yerra porque la inmensa mayoría hemos soportado el fango. La inmensa mayoría, directa o indirectamente, hemos soportado la carga de un proceso judicial, ya sea mercantil, civil, penal, laboral, contencioso-administrativo, de familia... Alguna vez hemos sido citados judicialmente como testigos, como peritos, como demandantes, como parte interesada, como multados, como quebrados o en suspensión de pagos, como divorciados, como despedidos, como expedientados, como contratantes, como injuriados, como calumniados... Comprenderá Sánchez que los ciudadanos veamos el fango del que nos habla con naturalidad, como parte inseparable de la vida. También el proceso judicial que afecta a la mujer de Sánchez. Bienvenido al fango. José Luis Gardón. Madrid.