Reincidencia de los agresores sexuales

Ignacio Bermúdez de Castro
Ignacio Bermúdez de Castro PASOS SIN HUELLAS

OPINIÓN

CESAR QUIAN

23 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Estos días juzgan a José Enrique Abuín, el Chicle, como resultado de un presunto delito de violación de su cuñada. La Fiscalía pide para él quince años de prisión. Los violadores, en un tanto por ciento estratosférico, reinciden. Por dicho motivo, las autoridades competentes deben dotar de los medios materiales suficientes a las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado para que procedan a un continuo seguimiento de por vida a estos individuos en el momento que resulten excarcelados. Muchos juristas pondrán el grito en el cielo al leer esta columna. Afirmarán que se está atentando contra el espíritu de rehabilitación de nuestros exconvictos. Insistirán en que si han sido condenados a X años, cuando los cumplan son tan libres como usted y como yo. Pero siempre está la excepción que confirma la regla. Si tenemos la certeza casi absoluta de que cualquier joven está expuesta a ser agredida sexualmente por un individuo de estos, excarcélese, pero con todas las cautelas posibles. Como si hay que ponerle cualquier tipo de aparato telemático para tenerlo localizado las veinticuatro horas del día. Por eso no vamos a dejar de ser garantistas. Más vale prevenir que curar, e insisto: estos expresidiarios, cuando salen de la cárcel, es cuestión de tiempo que vuelvan a entrar por los mismos motivos.