Hielo y papel higiénico, productos igual de indispensables

OPINIÓN

CLAUDIA DOCABO

11 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Ahora falta hielo

Cuando comenzó la pandemia, la falta del papel higiénico en los establecimientos era moneda común debido al acaparamiento de este producto. Nadie lo entendía, pero era una realidad. Hoy, las fuertes temperaturas desde la primavera, junto a los aumentos de los costes energéticos, han provocado una escasez de hielo. Tanto en los comercios como en los bares se restringe este producto. En los supermercados hay límites en las bolsas de hielo que te puedes llevar. En el sector turístico es un verdadero problema, y más en este mes de agosto, al ser cuando hay más veraneantes en España y cuando se celebran las fiestas tradicionales.

Se calcula que la producción del sector del hielo es de dos millones de cubitos diarios. Pero la demanda se ha duplicado, lo que provoca su escasez. Hay fábricas que están en producción las 24 horas de los siete días de la semana.

Ahora es noticia la falta de agua en muchos pueblos, que tienen que abastecer con camiones cisterna a sus habitantes. Este problema lleva tiempo en nuestro territorio en estas épocas estivales, ante una sequía que está dejando los embalses en niveles mínimos. Pero, al igual que los incendios, solo se actúa en casos de emergencia.

El papel higiénico y el hielo son dos ejemplos de las necesidades de las personas en momentos de crisis, ya sea pandémica o climática. Veremos cómo evoluciona la falta de agua, elemento esencial para la vida humana. Pedro Marín Usón.

 Energía nuclear

¿De verdad es tan prodigiosa? ¿De verdad es tan barata? Sostienen que Francia es un ejemplo energético por sus numerosas centrales. Entonces, ¿por qué desde hace semanas el coste del MWh en el país galo ha estado y está a mucho más del doble que aquí?

La energía nuclear, además de ser muchísimo más cara que la renovable, es altamente contaminante, pues en todas sus etapas —extracción de uranio, enriquecimiento del mismo, construcción de la central, mantenimiento y desecho de residuos—, emite más CO2 por kWh producido que cualquier energía verde. Por tanto, ¿a qué viene que los clientes, que luego han de pagar más —y su salud también—, den por bueno los postulados del grupo de presión nuclear? Ya está bien de tragarnos sus mentiras. Miguel Fernández-Palacios Gordon.

  Escasez de agua, ¿por qué? 

No hace muchos meses las grandes compañías eléctricas vaciaron grandes cantidades de agua de los embalses. Esto ha provocado que ahora mismo estén al límite y muchas zonas de España afronten restricciones de agua. Las aguas subterráneas también escasean y la expansión del regadío agrava la situación.

Mientras tanto, los políticos, con sus puertas giratorias en esas grandes empresas energéticas y agrarias, se enriquecen autorizando estos desmanes, mientras la población sufre sequía. Agua hay mucha en el mar, cada vez más como consecuencia del deshielo por el cambio climático, y habría que empezar ya a establecer estaciones desalinizadoras por toda la costa, alimentadas con energía verde de renovables como la eólica y la solar, y distribuir esa agua desalinizada al interior de la Península. Carmelo Arribas Morales. Vigo.

 A problemática da raza humana

Semella que non queremos, ou non sabemos, vivir tranquilos. Que non queremos desfrutar da paz, da vida.  Por si na actualidade non foran suficientes problemas a guerra ruso-ucraína, o interminable conflito palestino-israelí, a pandemia, a fame negra en diferentes países e o cambio climático e as súas desastrosas consecuencias, a señora Nancy Pelosi visitou a illa de Taiwán. Descoñecemos os motivos desa visita, pero as consecuencias están sendo moi problemáticas. A illa, reclamada como propia por China, pero cunha poboación que aspira a súa total independencia, non ten o respaldo internacional de momento para lograla.

A visita foi interpretada polo Goberno chino como unha ofensa a súa integridade territorial e provocou unha resposta desproporcionada a través de manobras militares moi próximas á guerra. Pero eses «xogos» de guerra chinos non deixan de ser un grave problema para os dous pobos e tamén para toda a humanidade. Manolo Romasanta Touza. Sigüeiro.