¿Qué consecuencias tiene el insomnio?

Alfonso Clemente González ESPECIALISTA EN PSIQUIATRÍA DEL HOSPITAL HM ROSALEDA

OPINIÓN

María Pedreda

11 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Un sueño profundo, satisfactorio y sin alteraciones está asociado a un estado de bienestar y buena salud, por lo que se considera que es una función fisiológica fundamental que hace posible la restauración y recuperación física y psicológica, la conservación de energía, la consolidación de la memoria, la descarga de las emociones, el mantenimiento del sistema inmunitario y varias funciones biológicas más. Aunque con variaciones individuales, se considera necesario mantener entre 6 y 8 horas de sueño diarias.

El insomnio, por el contrario, implica una insatisfacción subjetiva basada en la dificultad para conciliar el sueño y/o su mantenimiento y/o despertarse antes de la hora prevista. Las personas que lo padecen presentan un impacto notable en su calidad de vida, pues aparecen problemas de atención de memoria y de humor que deterioran su vida social, familiar, laboral o escolar. Asimismo, pueden verse agravadas otras enfermedades que padezca la persona. Estamos delante de una patología que afecta entre un 10 y un 15 % de la población general y por tanto precisa de una mayor atención y consideración con quien lo padece.

¿Qué nos puede causar insomnio? Tendríamos que buscarlo en cuatro ejes fundamentales: psicológico (trastornos de ansiedad, del estado de ánimo y bipolar, etcétera), orgánico (párkinson, esclerosis múltiple, apnea del sueño, Alzheimer, ictus, dolor crónico, etcétera), conductuales (los relacionados con los hábitos de la persona, haciendo especial hincapié en la alimentación, la ingesta de alcohol, el tabaquismo y el ejercicio físico) y ambientales (luz, ruido, condiciones del colchón y de la almohada y temperatura y humedad).