Relatos y titulares

Erika Jaráiz Gulías
Erika Jaráiz Gulías PUNTO DE VISTA

OPINIÓN

MABEL RODRÍGUEZ

14 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Uno de los grandes errores de la estrategia del PP de Casado había sido llevar la polarización y la confrontación al extremo de no dejar espacio para la construcción de la propia política.

La llegada de Feijoo sirvió para reconducir el rumbo popular, de forma explícita, hasta el punto de hacer del «yo no he venido aquí a insultarle» la declaración de un nuevo estilo de política. Porque si algo ha caracterizado la presencia de Feijoo en Galicia es esa «performance institucional» que ocupaba todo el espacio político y con la que era tan difícil competir.

Pero Madrid es otra cosa; el espacio se lucha centímetro a centímetro, y la tentación del titular de prensa contamina todo el discurso de la política, y por eso todo acaba reduciéndose a la frase fácil, al juego de palabras, al guiño original que la mayor parte de las veces es simplón y repetitivo.