La estabilidad financiera todo lo puede

Xose Carlos Caneiro
xosé carlos caneiro EL EQUILIBRISTA

OPINIÓN

CESAR QUIAN

30 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde que en el 2008 los bancos nos acercaron al monte Calvario, el mundo ya no es el mismo. Por lo menos, Europa no es la misma. En nombre de la estabilidad financiera te pueden someter al mayor de los absurdos. En un artículo reciente señalé que la sentencia del 5 de mayo de la sala tercera del Tribunal de Justicia de la Unión Europea era, por analogía, un relato de Kafka. El absurdo es tan demoledor que aquellos que lo sufren solo pueden sentirse estafados. Estoy escribiendo de nuevo sobre el Banco Popular, aquel que compró nuestro Banco Pastor a pleno pulmón y meses después fue adquirido (por un euro) por la entidad presidida por Ana Patricia Botín. Los jueces españoles, en abrumadora mayoría, sentenciaron que el folleto de ampliación de capital del Banco Popular del 2016 era una falsedad. Y, en función de ello y de las leyes españolas, por haber engañado a los accionistas, estos debían ser indemnizados. Pero Europa dijo que no. Por la estabilidad financiera. Contra ella no hay nada que hacer.

Como estamos a pocos días de que se cumpla el quinto aniversario de la resolución del Popular, hay que celebrarlo con vítores. Fue el 7 de junio del 2017. Un día histórico. Y único. Como la Junta Única de Resolución (JUR) europea. Y digo único porque no se supo de otras resoluciones como la acontecida en España.

Europa ha salvado la estabilidad financiera. En nombre de ella todo puede acontecer. Esta es la conclusión a la que llego luego de haber repasado línea por línea la sentencia del 5 de mayo.