Oportunidad histórica para transformar la eólica

Carlos Martín CONSEJERO DELEGADO DE BLUEFLOAT ENERGY (EMPRESA PROMOTORA DEL PARQUE NORDÉS)

OPINIÓN

18 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia y España arrastran desde hace décadas grandes urgencias medioambientales y energéticas. Además, la actual coyuntura internacional, con una pandemia mundial y la guerra en Ucrania, nos recuerda que no tenemos tiempo que perder, y que los compromisos y el diálogo son la clave para el futuro y el progreso. La independencia energética y la descarbonización son más prioritarias que nunca, y la llegada de la eólica flotante es una oportunidad ineludible.

 En primer lugar, se presenta como una herramienta para cumplir con los compromisos adquiridos por España a nivel europeo en lo que a generación de esta energía se refiere. La actual estrategia de neutralidad climática de la Comisión Europea propone aumentar la capacidad instalada de la energía eólica marina de la situación actual de 12 gigavatios a 60 gigavatios para el 2030 y 300 gigavatios para el 2050. Por otro lado, constituirá un impulso clave para la transición energética y para un proceso de descarbonización real. Frente al cambio climático, los parques eólicos flotantes son una herramienta para alcanzar un sistema «200 % renovable»: un sistema que no solo cubre todas las necesidades eléctricas con energía barata, predecible y limpia, sino que supone la base ideal para la continuidad y nueva implantación de industrias electrointensivas sostenibles.

La energía eólica flotante es ya parte del presente y futuro de la respuesta a la emergencia climática, además de representar una oportunidad económica e industrial única. La construcción de estas infraestructuras va a significar un efecto tractor para las industrias actuales, que van a tener que incrementar su capacidad de producción para hacer frente a la demanda que se generará. Estamos ante proyectos que verdaderamente transforman un país, que constituyen un antes y un después para Galicia, que se podría posicionar como un referente internacional de la industria eólica marina. El Galician Offshore Energy Group (GOE-Asime) ha puesto cifras a lo que implicaría la construcción del Parque Nordés, proyecto que impulsamos desde BlueFloat Energy y Sener Renewable Investments en Galicia: un volumen de carga de trabajo equivalente a la construcción de 110 atuneros o 20 fragatas, lo que supondría un importante impulso en la economía de la comunidad. Son las magnitudes de una oportunidad sin precedentes que, a pesar de ello, debe estar consensuada con todos los actores del territorio y, sobre todo, con la pesca.