Galicia merece ser bien gobernada

Fernando Hidalgo Urizar
Fernando Hidalgo EL DERBI

OPINIÓN

Sandra Alonso

17 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Después de un período de liturgias al que nos ha abocado la marcha de Feijoo, nos preparamos para el comienzo de una nueva era. Los días de despedidas y felicitaciones dejarán paso al duro quehacer de lo cotidiano. Feijoo se va y deja en muchos aspectos un legado positivo a Alfonso Rueda, pero ni mucho menos quiere ello decir que el de Os Peares regalara al pontevedrés una arcadia feliz en la que dedicarse a disfrutar del éxito.

Feijoo lo vivió en sus carnes, gobernar Galicia es cosa seria. Se trata de una preocupación constante porque supone pelear de sol a sol contra una serie de problemas, algunos endémicos, de los que depende la calidad de vida de 2,7 millones de personas.

Y esto es lo que a partir de ahora debería quitar el sueño al nuevo presidente de la Xunta: gobernar para que los gallegos sean atendidos en su salud, sean cuidados en su vejez y tengan futuro en su juventud. Se trata de que en esta comunidad cualquier persona pueda desarrollarse en plenitud en una sociedad avanzada, acorde al siglo XXI.