De rabiosa actualidad, un día de mayo

Uxio Labarta
Uxío Labarta CODEX FLORIAE

OPINIÓN

Xoán A. Soler

12 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde la perspectiva gallega, la actualidad la define el discurso de investidura del sucesor de Feijoo, Alfonso Rueda. Un político templado en vidas y vivencias del común, incluidas las vilegas y rurales. No dudo que con él comienza una nueva etapa en el Gobierno y la política gallega. Incluido el rebrotar de las encinchadas ourensanías. Sin embargo, en su discurso programático es cicatera e irrelevante la reducción cativa de la cuota autonómica del IRPF para rentas inferiores a veinte mil euros. Metidos en harina impositiva, sin emular a Díaz Ayuso, al menos se esperaba la promesa de deflactar, con el incremento del coste de la vida, la parte autonómica del IRPF. Nada menos que la mitad del impuesto que se va para la Xunta.

Sin embargo, la actualidad rabiosa en España corresponde a los espías. Una actualidad bifronte: el espionaje legal y reconocido a dirigentes independentistas y el espionaje ilegal al presidente del Gobierno, la ministra de Defensa y otros ministros, de origen desconocido. Todo con una ley de secretos oficiales de 1968, con Carrero Blanco y Franco, que ahí sigue en tantos años de bipartidismo.

Esa actualidad, con el cese de la directora del CNI, se interpreta en dos direcciones: Los que creen, como Núñez Feijoo, que es una cesión a los separatistas y un esperpento de Sánchez, y quienes entienden que el fallo de Inteligencia obligaba, una vez conocido el espionaje al presidente, a un cese de sus responsables. Pero como todo vale, más allá de los errores de Sánchez, su Gobierno y su administración, que son evidentes, ni los populares ni los independentistas podían dejar de apuntarse al sol que más les pueda calentar. Por más que se denominen partidos de Estado. Cada uno del suyo. En un escenario de guerra en Europa, papel de la OTAN y los imperios de la energía.