El gentilicio de Ucrania

Francisco Ríos Álvarez
Francisco Ríos LA MIRADA EN LA LENGUA

OPINIÓN

FABRIZIO BENSCH | Reuters

12 mar 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

En múltiples espacios de internet se ha planteado estos días la pregunta de cuál es el gentilicio de Ucrania: ¿ucranio o ucraniano? El Diccionario recoge ambas formas, lo que viene a decir que las bendice, aunque remite desde la entrada ucranio a ucraniano, donde da la definición: «Natural de Ucrania, país de Europa». Siguen las otras acepciones del término. Esa elección de ucraniano para desarrollar el artículo es la manera en que la Academia muestra su preferencia.

Esa elección había aparecido en el 2005 como recomendación en el Diccionario panhispánico de dudas, que se manifestaba así sobre ucraniano: «Esta es la forma inicialmente usada como gentilicio de este país europeo y sigue siendo mayoritaria en todo el ámbito hispánico; es, por ello, la forma recomendada». No documenta su primera afirmación ni la precisa más, por lo que no está claro si con «este país europeo» hace referencia a Ucrania como nación independiente o a etapas anteriores.

El Catálogo de las lenguas de las naciones conocidas, de 1802, obra del abate Lorenzo Hervás, menciona a los ucranios junto a los cosacos al hablar de las provincias donde moraban. En 1855, el diccionario de Gaspar y Roig registra ucranio, desde donde remite a ukranio. Ello se explica porque en español se empleó Ukrania antes que Ucrania, lo que queda documentado, por ejemplo, en las Cartas eruditas y curiosas (1742), del padre Feijoo. Ucranio entró el diccionario de la Academia en 1925, mucho antes que ucraniano (1984). Este solo lo adelanta como preferente en la edición de 1992, pese a que en el uso ya lo había superado en los años cuarenta. La diferencia es hoy notable.