Vivir con un desfibrilador

Ignacio Mosquera CARDIÓLOGO. MIEMBRO DE LA UNIDAD DE ARRITMIAS DEL SERVICIO DE CARDIOLOGÍA DEL CHUAC

OPINIÓN

María Pedreda

13 feb 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El desfibrilador automático implantable (o, simplemente, DAI) es un pequeño aparato que detecta rápidamente las arritmias potencialmente mortales y las revierte, evitando que causen una parada cardíaca.

Se implantan en pacientes que ya han sufrido una parada del corazón, o que, por una enfermedad cardíaca grave, tienen riesgo alto de padecerla en el futuro.

Estas maravillas tecnológicas constan de al menos un cable (llega hasta el corazón a través de las venas provenientes de alguno de los brazos) encargado de detectar y parar las arritmias peligrosas aplicando estímulos eléctricos y/o descargas de alta energía, conectado a un generador algo más grande que una caja de cerillas, situado bajo la piel y músculos del pecho y que contiene los microcircuitos, batería y condensadores necesarios para su correcto funcionamiento.