La pandemia también deja otras secuelas: trastornos y fobia social

Cartas al director
Cartas al director CARTAS AL DIRECTOR

OPINIÓN

El uso de las mascarillas y la distancia social son claves para evitar los contagios
El uso de las mascarillas y la distancia social son claves para evitar los contagios Marta Fernández Jara

28 ene 2022 . Actualizado a las 01:03 h.

 

La fobia social y trastornos de ansiedad

Queríamos presentarnos y ofrecer nuestra ayuda a los lectores que se sientan identificados. Somos la Asociación de ayuda mutua de fobia social y trastornos de ansiedad (Amtaes), de ámbito nacional y sin ánimo de lucro. Es una opción de ayuda ante el gran incremento de estos trastornos debido a la pandemia, además de ser unos problemas con gran prevalencia. Por desgracia, el sistema de salud mental no funciona y de poder entrar al sistema te dan cita cada mucho tiempo. En Amtaes fomentamos la ayuda mutua, un lugar donde poder hablar de tu problema y te van a entender, porque no siempre se entienden estos problemas y lo vives con mucha soledad, además hay estigmatización. En Amtaes se fomentan las salidas en persona por medio de los grupos de ayuda mutua. Asociarse se puede realizar en la página web: https://amtaes.org. Judith Vela.

A José Vázquez Casanova

José Vázquez Casanova, trabajador de banca (Monforte, 1941- Sanxenxo, 2021). Hijo de un labrador, supiste hacer tu camino, algo innato a tu generación. Marcaste un destino y cumpliste tu profecía. Guerrero de noble corazón, único ante la adversidad, caballero y señor entre amigos y competidores. Siendo niño sentía admiración por aquel tal señor Casanova al que tantos abrazos envían hoy desde diferentes lugares, desde la Finis Terrae (Fisterra), pasando por la noble Pontevedra y la morada de tu Dulcinea, Sanxenxo. Recorriste mundo y abriste vías. Pero siempre percibía un profundo orgullo en tu mirada cuando abrazabas a tu padre, al viejo, en aquellas tierras del interior gallego, Chavaga, aldea de Monforte, cuna de luchadores.

Siempre deseaste ser médico y, sorpresas de la vida, tres de tus hijos quisieron honrarte, pero tu elocuencia y capacidad de comunicar tenían que tener un reflejo y esa hija periodista fue tu imagen.