Factura de la luz: sin cambios significativos a corto plazo

José Luis Sancha PROFESOR DE COMILLAS ICAI Y AUTOR DEL LIBRO «PRESUME DE ENTENDER (A FONDO) LAS FACTURAS DE LA LUZ Y DEL GAS»

OPINIÓN

Lavandeira jr

21 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Cada uno habla de la feria según le va en ella». Viene a cuento recordar esta frase del refranero español por lo que estamos escuchando estos primeros días del año sobre la factura de la luz del 2021. Y es que, seguramente, todos tienen razón, porque nada tiene más sentido que lo que a uno le toca el bolsillo directamente.

Si pretendemos obtener algún valor de los análisis resulta imprescindible homogeneizar el foco del estudio. Para ello hay que elegir colectivos representativos para los que los parámetros de formación de la factura estén perfectamente definidos. Uno es el de consumidores regulados, más de diez millones de hogares: encaja perfectamente, ya que, especificando la potencia contratada y el consumo horario, el importe de la factura eléctrica queda establecido sin ninguna ambigüedad. El otro es el de los beneficiarios del bono social eléctrico, el vehículo que canaliza las ayudas a los consumidores vulnerables.

Desde el 1 de julio del 2009 he venido siguiendo la factura mensual de ambos colectivos, tomando los valores medios de la potencia contratada, 4 kW, y el consumo medio, 200 kWh, con el perfil horario elaborado por Red Eléctrica de España. De esta forma, las facturas mensuales del consumidor regulado durante el año 2021 se situaron en torno a los 50 euros durante los primeros meses del año, pero el importe fue aumentando hasta acabar en 83, la más alta del ejercicio y de toda la serie histórica, debido a la escalada de precios del gas (se multiplicaron por cinco) y de los derechos de CO2 (por tres), contrarrestada parcialmente por las medidas extraordinarias tomadas por el Gobierno. Sin esas medidas, la factura del mes de diciembre habría sido de 114 euros, un 36 % superior. En el caso de los consumidores vulnerables con bono social, su factura de diciembre fue de 31 euros, que sin las medidas del Gobierno habría sido de 85, un 152 % superior.