Covid-19: que la sabiduría se lleve la frustración

Francisco Martelo PRESIDENTE DE LA REAL ACADEMIA DE MEDICINA DE GALICIA

OPINIÓN

Martina Miser

20 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Dos años de pandemia, muchas mentes brillantes trabajando. Logros trascendentales como las vacunas, muchas experiencias diferentes en la clínica, en los laboratorios, con la epidemiología, en la economía, en la gestión sanitaria, en política y solo una vivencia común: la frustración. Sí, todo debiera ser ya pasado y no lo es.

Hartazgo entre los trabajadores sanitarios, los enseñantes, los transportistas, los comerciantes, las fuerzas de seguridad, las empresas que quieren acoger nuestro ocio y nuestro disfrute; en definitiva, casi todo el mundo.

Menos ingresos hospitalarios, porque hay menos pacientes graves debido al impacto de las vacunas. Sin embargo, se han disparado los contagios colocando el sistema sanitario, con profesionales exhaustos, al borde de la paralización de la asistencia del resto de las patologías. Estas cifras crean temor, pero en este momento además se acompañan de ansiedad, porque el virus llama en todas las puertas y tenemos a amigos o a familiares directos metidos en el avispero y cualquiera puede ser la próxima víctima.