Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

Mamá, quiero diseñar videojuegos

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto CRÓNICAS DEL GRAFENO

OPINIÓN

Epic Games

13 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Si en el 2021 tus profesores te quieren matar por dedicarte a hacer tatuajes en lugar de ir a la universidad, en los 80 nuestros padres nos habrían echado de casa si les hubiéramos dicho que queríamos ser diseñadores de videojuegos. Y ya ven, este sector es actualmente la primera industria cultural del mundo, mueve a nivel global 150.000 millones de euros al año y solo en España da trabajo a más de 7.000 personas repartidas en unos 650 estudios.

¿Qué hay que saber para desarrollar videojuegos? Udemy, una plataforma de formación y enseñanza por Internet, distingue cuatro hard skills o habilidades duras para dedicarse a este negocio. En primer lugar, obviamente, saber programar. El código de un juego sirve para dar forma tanto a las mecánicas como a la configuración del mismo. Entre los mejores lenguajes de programación de videojuegos se encuentran C++, C# (pronúnciese C Sharp), Java y Python. Y hay que tener en cuenta la plataforma —móvil, ordenador, consola...— a la que vamos a dirigirnos.

También será necesario dominar el motor del videojuego: las diferentes rutinas de programación que permiten el diseño, la creación y la representación del juego. Esto engloba el motor de sonido, el motor de físicas —proporciona a los objetos y personajes atributos físicos como peso, volumen, gravedad, etcétera— y el script o lenguaje de programación propiamente dicho. Motores de videojuego muy populares son, por ejemplo, el Unreal Engine de Epic Games (desarrolladora de Fortnite y la saga Gears of War), Unity y Gamemaker. Algunas de estas herramientas también son claves para el diseño de niveles, también conocido como diseño de entornos o mapeo del juego, y que aportan credibilidad al desarrollo del contenido.