Convivir con el virus: cuidar la salud, sin merma de la actividad económica

Francisco Javier Pérez Bello PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE AUTÓNOMOS DE GALICIA

OPINIÓN

Brais Lorenzo

31 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace dos años, el virus chino provocó una pandemia que ya ha tenido un elevado coste en vidas y, como consecuencia de las decisiones administrativas que se tomaron para combatirla, basadas en la paralización de la actividad económica y empresarial, un impacto demoledor sobre nuestro tejido productivo, que provocó una caída de nuestro PIB por encima del 11 %.

Tras meses de restricciones y vacunación masiva, la recuperación de la actividad, aun con limitaciones, ha provocado un cierto impulso del empleo y la afiliación. Sin embargo, planean serias incertidumbres sobre la recuperación, como la inflación, el coste de la energía y la escasez de algunas materias primas y componentes industriales, o las variantes del virus como la actual ómicron, que frenan el avance.

Ante esta nueva ola, la Xunta de Galicia ha dictado nuevas medidas restrictivas que suponen otro mazazo a los ya castigados sectores de la hostelería y el ocio nocturno, que afectan también al turismo, la restauración y, por extensión, a otros muchos sectores de actividad, sin que las ayudas prometidas hagan más que minorar algo el impacto del daño causado.