Feministas, ecologistas y luminarias

Xose Carlos Caneiro
xosé carlos caneiro EL EQUILIBRISTA

OPINIÓN

XOAN CARLOS GIL

06 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El signo de nuestro tiempo es el cinismo. Alguno aducirá que me equivoco y elegirá la mentira como señal identitaria de la ecofemiposmodernidad (el neologismo, humildemente, me lo atribuyo): este siglo XXI, más cambalache que el anterior, aunque ya no tenga un Santos Discépolo que así lo cante. La mentira incluso llega a tener su encanto. Hay mentirosos seductores y artísticos, dignos de aparecer en cualquier florilegio de la imaginación. 

En mi Verín, un viejo amigo me contaba que un día se escapó la rueda delantera de su camión Barreiros, Padornelo abajo, y que con un simple golpe de volante fue capaz de encajarla de nuevo en el eje. Otro me contó que el radiador del motor de su utilitario derritió, también en el Padornelo, la nieve que impedía la circulación.

Y alguno me dijo, siguiendo con el caos circulatorio, que podría conducir hasta Ourense con los ojos cerrados y me contó todas las curvas de la vieja Nacional 525. Son artesanos o artistas de la mentira. Todos encomiables.