Pagos, peajes, concesiones y autovías

Uxio Labarta
Uxío Labarta CODEX FLORIAE

OPINIÓN

XOAN A. SOLER

11 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En una de las visitas al Empordá, con la AP-7 recién liberada de peajes por caducidad de la concesión, el tráfico había aumentado espectacularmente hasta el extremo de que las dificultades en la movilidad hacían añorar el peaje. La argumentación de un colapso en la movilidad también fue utilizada por el Ministerio de Transportes para justificar la no retirada del peaje entre Vigo y Redondela.

Frente a ello, y a otras autovías liberadas de concesión, los gallegos tenemos una AP-9 con la concesión ampliada en 25 años por el Gobierno de Aznar, previo cambio de la ley de autopistas tres días antes de esa ampliación, cuyo rescate no es posible sin grandes costes. A expensas de la resolución de la Comisión Europea cuestionando la legalidad de tal extensión. Lo que de confirmarse podría llevar a la anulación de dicha ampliación, y a un interminable pleito de reclamación por lucro cesante por la concesionaria Audasa.

Todo ello en un momento en el que, además de las autovías gratuitas como las planificadas en el plan de accesos a Galicia por Fernández de la Mora hace 50 años, y terminadas hace 20, como A-6 y A-52 en la etapa socialista, se han ido liberalizando las concesiones y peajes de un gran número de kilómetros de autovías en España. Lo que hace que hoy sea Galicia, con sus 331 kilómetros, la que lidera a las comunidades autónomas con mayor número de kilómetros sometidos a peaje.