Vivir ajena a los «spoilers»

Mónica Pérez
Mónica Pérez TI VERÁS

OPINIÓN

24 oct 2021 . Actualizado a las 10:19 h.

En la era del mundo global, Internet, las redes sociales y lo viral, cada día es más difícil no comerse un spoiler con patatas nada más abrir un ojo. Meterse en Twitter o en Instagram y encontrarse lo que pasó en el último capítulo de tu serie favorita, que esperas con ansia viva y que, (¡oh, drama!), aún no ha llegado a España.

¿Por qué? Pues esa respuesta escapa un poco a los razonamientos lógicos (que los habrá seguramente). Esto ocurre con Anatomía de Grey, que antes de que llegase Disney+, podía verse en versión original en Fox Life un día después de su emisión en EE.UU., pero ahora, se estrena un mes más tarde (previa suscripción a la plataforma, por supuesto, cuando antes solo bastaba con tener contratado un distribuidor de Internet y televisión).

Si en la temporada pasada, lo más habitual era desayunarse con el ansiado reencuentro de Meredith y Derek en la playa, al que le siguieron otros tantos personajes que fueron cayendo como moscas hace años en la aclamada serie de Shonda Rhimes, en esta pues el camino parece similar.