Técnicas beneficiosas e impartidas por profesionales

Ángela González Martínez DOCTORA EN VETERINARIA, DIPLOMADA EUROPEA EN MEDICINA DEL COMPORTAMIENTO Y BIENESTAR ANIMAL

OPINIÓN

PILAR CANICOBA

17 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El artículo 36 del anteproyecto de Ley de protección y derecho de los animales especifica que «las personas titulares o responsables de los perros deberán haber realizado previamente un curso de formación acreditado para la tenencia de perros, cuyo contenido se determinará reglamentariamente».

Si bien el anuncio de esta norma ha suscitado debate entre la población, la finalidad de este tipo de cursos suele ir encaminada a evitar la aparición de problemas de comportamiento en perros y a aumentar la concienciación de la sociedad sobre el hecho de que se trata de animales que sienten.

El término «problema de comportamiento» hace referencia a cualquier pauta de conducta de un animal doméstico que pueda causar lesión o enfermedad en el individuo que la manifiesta o en otros, o que resulte peligrosa o simplemente molesta para el tutor. Los problemas de comportamiento tienen una importancia creciente en la sociedad actual, dado que suponen una importante causa de abandono y de eutanasia de animales jóvenes. Desde hace años, se ha visto que dar cierta información o consejos a los adoptantes de perros disminuye la probabilidad de que estos padezcan problemas de comportamiento, así como la de abandono. Es más, se ha visto que muchos tutores agradecen recibir ciertos consejos sobre cómo solucionar problemas de comportamiento, incluso en el momento en el que ya se han decidido a abandonar a su perro, de forma que finalmente consiguen volver con él a casa para intentar, y probablemente conseguir, llevar una nueva vida en familia.