«Los animales domésticos gozan de ciertos derechos que yo he ido perdiendo»

Cartas al director
Cartas al director CARTASALDIRECTOR

OPINIÓN

Capotillo

18 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El miedo es libre

El miedo es libre o eso dicen. A no ser que tengas miedo a los perros, como es mi caso, entonces tu pánico ya no se respeta, más bien se cuestiona. Porque todos sabemos que «los perros no muerden» pero sí «huelen el miedo». Además, un perro «es un miembro más de la familia» e incluso «tiene más corazón que algunas personas».

Vivimos en una sociedad donde observo que los animales, en concreto los domésticos, gozan de ciertos derechos que yo he ido perdiendo. Por eso, hace tiempo que se me complica pasear por un parque sin tener que permanecer en alerta o montar en bicicleta sin temor a que uno de tantos perros que pasea suelto venga a mi encuentro.

No han sido uno, ni dos, los momentos de pánico en los que me he visto obligada a pedir al dueño de un perro, con mucha delicadeza y exquisita educación, que atara al animal. A veces lo consigo, pero otras me hacen sentir peor que la mierda que acaba de dejar su perro. Aroa Parras Garrido. Valladolid.