La favorita se rebela

Ernesto Sánchez Pombo
Ernesto S. Pombo EL REINO DE LA LLUVIA

OPINIÓN

XOAN A. SOLER

15 sep 2021 . Actualizado a las 08:47 h.

Ha sido tanto tiempo poniéndola de ejemplo de lo que hay que hacer y lo que España necesita que, al final, acabó por creérselo y se decidió a dar el primer paso. El primero porque el objetivo de Isabel Díaz Ayuso no es la presidencia del PP de Madrid. El objetivo es llegar a la Moncloa. Media España lo intuyó hace tiempo y la otra media lo vaticinó abiertamente. El único que no se lo creyó, pese a las reiteradas advertencias de su entorno, fue Pablo Casado.

Liderar el partido madrileño resulta de vital importancia para el asalto al poder. Madrid es decisivo para decidir el presidente nacional, controlar la formación, repartir cargos y sueldos y hacer las listas electorales. Y hace tiempo que Ayuso, a cuya ambición no es preciso referirse, se ha dado cuenta de la bicoca que esto supone.

La presidenta estuvo trabajando su propio perfil de lideresa con la ayuda inestimable de Casado. En la gestión de la pandemia, en la vacunación, en la fiscalidad, en las ayudas europeas, en su ofensiva contra Pedro Sánchez, en todo, Casado apoyó a la madrileña aún a costa de contradecir a sus líderes territoriales.